Inicio Opinión Toquero, Navarra Suma y el rubor, por Ángel Sanz y Beatriz Ochoa

Toquero, Navarra Suma y el rubor, por Ángel Sanz y Beatriz Ochoa

El empacho que sentirán algunos en UPN cada vez que el Señor Toquero reivindica la carta de capitalidad para Tudela, comenzando por el expresidente Sanz, que se la adjudicó a Pamplona; siguiendo por la expresidenta Barcina, que no hizo ni mención; así como por el actual presidente de UPN, el señor Esparza, que siendo consejero de Administración Local ni se lo planteó ni se esperaba, debe de ser notable.

El bochorno debe ser sobresaliente cuando, por fin, Tudela tiene la financiación que merece. Lejos queda el triste 6,22% de incremento con la expresidenta Barcina en 8 años. Hoy, en la legislatura de la presidenta Chivite, el incremento en 3 años es ya de un 34,04%, quintuplicando al de UPN, y habrá que añadir un 2% por encima del IPC en el 23. Eso es apostar por Tudela.

Sonrojo debería sentir su actual concejal de Educación en el Ayuntamiento de Tudela, el señor González, cuando se presenta una moción que evite eliminar la zonificación del euskera, basada en la Ley del 86, que promovió el PSN-PSOE. UPN se abstuvo entonces, para después financiar y autorizar las ikastolas de la zona no vascófona en 2002 y financiarlas de forma extraordinaria en 2007. Por cierto, concertó, pero se olvidó de la posibilidad de estudiar euskera en la escuela pública, esa cuestión ya la arregló el PSN en 2015. Por el camino también funcionarizó a todo el profesorado de las ikastolas del Ayuntamiento de Pamplona en 2003. De escudero del consejero Campoy a lugarteniente en las fotos con el señor Toquero. ¿Nadie se pone colorado en Navarra +?

La escasa memoria del señor Toquero cuando habla de pactos con Bildu ruboriza a UPN y PP, dado que ambos negociaron con Herri Batasuna los presupuestos cuando había plomo en la Comunidad Foral. Ahora arremete contra los pactos del Gobierno, pactos siempre públicos y publicados para el progreso social. Debe ignorar que su coalición habla continuamente con Bildu, eso sí, a escondidas, sin que nadie los vea, sin la trasparencia que exigen a los demás. No debe de recordar la enmienda para autónomos al inicio de la pandemia que el señor Araiz dijo que había sido una negociación con Navarra +, aunque su secretaria general, la actual parlamentaria Yolanda Ibáñez, llegó a decir que fue un acuerdo, que no fue un pacto…

Se les acaba el discurso, genera mucho azoramiento pactar leyes educativas con Geroa Bai y con Bildu. Pero eso lo arregla el señor Toquero rápido “pinchando” el día del chupinazo un himno patriota a la alegría y el orgullo de ser españoles amarrado a una ristra de tópicos más propios de un partido nacionalista español que regionalista navarro.

Estos últimos días, al alimón con el actual parlamentario señor Ansa, carga contra el doble grado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte y en Fisioterapia. Opina, sin rigor alguno frente a un trabajo serio y riguroso, desdeña la importancia que este campus tiene para el desarrollo de la Ribera, que blinda el actual grado de Fisioterapia. No recuerda que, desde hace 16 años, ningún Gobierno de UPN hizo nada. Ha sido el Gobierno de la presidenta Chivite el que ha promovido la implantación de un nuevo estudio. Una cosa son las cuentas y otros los cuentos del señor Toquero, que deben generar una vergüenza infinita entre los suyos.

Ese es el problema de Tudela, que el señor Toquero, más allá de presentar proyectos del anterior equipo de gobierno, no hace nada, por eso necesita que Tudela sea noticia permanente, para evitar que se hable de su inoperancia y del trabajo de los demás. Lo que necesita Tudela es trabajar en un recinto ferial, solucionar Sementales, ganar para la ciudad Santa Quiteria… y lo que le sobran son bochornos, polémicas, insultos y actitudes populistas un día sí y otro también.

Es comprensible el azoramiento mayúsculo en Navarra + comprobando que Tudela, por fin, tiene una financiación adecuada, la mayor otorgada en la historia por un Gobierno de Navarra, que próximamente se implantará un nuevo centro de Formación Profesional, el arreglo del puente de entrada a Tudela, la ruta ciclable de unión con Fontellas, las mejoras de los centros de salud, las inversiones en el Hospital Reina Sofía como la nueva unidad de hematología, la financiación para adecuar las pistas de atletismo y el campo de rugby de Nelson Mandela, el desbloqueo de la segunda fase del Canal de Navarra. Curiosamente, estos días se celebra el 22 Festival Opera Prima en Tudela, si recuerdan en el año 2014, 62,74 euros de subvención del Gobierno de UPN, este año 19.500 euros del Gobierno del PSN … no se ruboricen, aguanten.

Quizá el señor Esparza le consiente al señor Toquero el escaso nivel institucional al que tiene derecho Tudela, la provocación y polarización de sus ciudadanos, mientras el señor Toquero no tome parte entre su partido y el dúo Sayas-Adanero. En todo caso, aunque tarde, mientras lo resuelven, tanto Navarra +, como el señor Toquero deben conocer que no solo hay una manera de sentirse navarro o tudelano. Eso ya se vivió en este país hace muchísimos años.

Tudela es fruto de su historia, es rica, diversa, plural, profundamente democrática como para tener una sola visión de lo que ocurre, eso no solo genera rubor, sino que es impresentable en un alcalde de una ciudad como Tudela.

Beatriz Ochoa, secretaria de Organización del PSN-PSOE en Tudela
Ángel Sanz, portavoz municipal del PSN-PSOE en Tudela