Mikel Buil, candidato de Unidas Podemos a la presidencia del Gobierno de Navarra

Mikel Buil llego a Podemos desde el tejido asociativo, preocupado por la vida de las personas y con el propósito de garantizar el acceso a los servicios básicos y los servicios sociales «como últimas oportunidades de mejorar la vida». Ahora, afronta el reto de liderar esta filosofía de vida y apuesta política a las instituciones a través de la candidatura a lap presidencia del Gobierno de Navarra, donde quiere que Unidas Podemos sea decisiva a la hora de determinar el rumbo de las políticas que marcarán el próximo Gobierno de la Comunidad Foral.

¿Qué valoración hace de la acción de gobierno en lo que respecta a la Ribera?

La política de ampliación de derechos universales en Navarra está teniendo un buen impacto en la desigualdad económica que desde hace décadas padece la ribera. En todo caso se hace necesario un cambio en el modelo productivo que se construya con la participación de la Ribera.

¿Qué medidas de las llevadas a cabo destacaría?

Las políticas de vivienda y rehabilitación, recuperando la promoción de vivienda pública, sobre todo en régimen de alquiler, que aunque no todo lo rápido que deberían han llegado a la Ribera de la mano de Nasuvinsa, con su nueva oficina en Tudela y los concursos en Azucarera y Coscolín.

También las inversiones en infraestructuras educativas, -con la ampliación del colegio Huertas Mayores, el instituto de Castejón o el futuro instituto en Ribaforada- y sanitarias, apostando firmemente por la sanidad pública con las inversiones en el antes maltratado Hospital Reina Sofía.

Queda camino por recorrer, pero la senda abierta es la adecuada

¿Qué proyectos va a plantear en su programa para la Ribera de Navarra?

Implementar una estrategia de reindustrialización verde y de economía circular. El objetivo es crear empleo en industrias con un impacto positivo sobre el entorno y actividades de gestión de la contaminación, los recursos y la biodiversidad, con prioridad en las zonas con más problemas de empleo. Con esto conseguiremos el objetivo de «residuos cero» y ganaremos soberanía productiva al sustituir elementos importados por propios durante todo el ciclo de producción. Fomento de la desconcentración territorial y diversificación sectorial de la industria en Navarra.

¿Cómo proponen abordar esa desconcentración territorial y diversificación de la industria?

La Navarra vaciada, primero. La manera más eficaz de reducir la desigualdad es implementar medidas de discriminación positiva. En particular, a través de un plan de choque para acelerar la equiparación de derechos y servicios, y para cerrar la brecha territorial. Cuando deban implementarse en distintas fases los principales avances —como la garantía de ingresos, la prestación por cuidado de niños y niñas o el Plan de Rehabilitación de Vivienda—, priorizaremos el mundo rural y descentralizaremos las inversiones, en particular, las del horizonte verde. Por otra parte, crearemos el marco para reducir a la mitad el IBI de las poblaciones con menos de 5000 habitantes, compensando a los municipios por el descenso en la recaudación.

Planteamos un desarrollo del Plan de rehabilitación de carreteras, que posibilite un mantenimiento adecuado de la red de carreteras de Navarra en contraposición con el abandono de los últimos años. Fomento de redes ciclables paralelas a la red de carreteras de navarra. Apuesta por la apertura de enlaces a las localidades situadas en los márgenes de la AP 15 como forma de vertebrar el territorio y hacer más atractiva la instalación de empresas o aumento del turismo.

Revalorizar el patrimonio cultural, arquitectónico y natural de nuestros entornos rurales, elaborar un plan de actuación que establezca prioridades y plazos de actuación.

Priorización de inversiones Plan de Infraestructuras Locales en aquellos municipios que combatan más eficientemente el cambio climático. Reducción de consumos, eficiencia energética, disminución de parque móvil y aumento de transporte público…

En la Ribera se habla mucho de la apuesta por el sector agroindustrial, ¿qué medidas contemplan para formalizar esa apuesta?

Queremos impulsar modelos de agricultura menos intensivos, modelos agroecológicos para compensar e ir reduciendo el modelo agroindustrial. Recuperar y proteger suelo para mejorar el estado de las aguas superficiales y subterráneas actualmente contaminadas con nitratos y fitosanitarios.

Apostamos por una revisión más participada y permanente del Programa de Desarrollo Rural con una redistribución de las ayudas que sea más eficaz y más eficiente priorizando los criterios medioambientales, ecológicos y de relevo generacional. Control en cumplimiento de la inversión del 20% que se obtiene de los diferentes aprovechamientos (forestal, hidráulico, cinegético…) activaremos un plan para revitalizar la estructura social y económica del mundo rural mediante el impulso de las infraestructuras regionales, la localización prioritaria de los proyectos productivos señalados en los horizontes y la previsión de líneas de financiación prioritarias para estos y otros sectores, como el sector agrario sostenible, la ganadería extensiva. Modernizaremos las instalaciones hídricas, las infraestructuras de regadío y la viabilidad de las zonas forestales. Ofreceremos acceso prioritario a la tierra para la juventud, en coordinación con la existencia de bancos de tierras, e implementaremos planes especiales de empleo en zonas que, fruto de la discriminación histórica, cuenten con una situación excepcional de baja tasa de empleo y especial afectación por el vaciamiento poblacional.

Candidatos de Unidas Podemos al Parlamento Foral

¿Qué postura va a defender respecto al Canal de Navarra?

Sobre el Canal de Navarra, la apuesta es gobernanza de la gestión del agua como bien común sin que primen los intereses económicos por encima de los criterios medioambientales y del interés general con un control público de las empresas privadas que se han beneficiado de financiación pública y operan en la gestión, explotación y mantenimiento del Canal de Navarra. Garantizar el abastecimiento de agua de boca de calidad para toda la población de Navarra incorporando nuevos parámetros de control porque no es suficiente que nuestra agua sea potable sino que cumpla con unos controles más estrictos en contaminantes emergentes. Promoveremos un control democrático de la oferta y demanda de agua para regadío en previsión de escenarios de cambio climático que pueden hipotecar el futuro de los recursos hídricos de Navarra. Para ello, promoveremos la creación de una Agencia Navarra del Agua.

Hay que hacer un uso racional y sostenible de los recursos hídricos disponibles para diferentes usos en un contexto de cambio climático que garantice el caudal ecológico de nuestros ríos, la mejora de nuestros acuíferos y la garantía de reservas hídricas para épocas de sequía. Abandonar la política de grandes embalses y avanzar hacia una gestión inteligente, eficiente y ecológica del agua. Sustituir de forma definitiva por una nueva cultura del agua, con un gobierno eficiente y moderno del agua a partir de la gestión de su demanda, que resulta la única estrategia eficaz para mitigar episodios extremos y cada vez más frecuentes, como sequías y crecidas, al tiempo que sirve para construir un sector agropecuario puntero. Incrementaremos la inversión en I+D+I para el ahorro y uso eficiente del agua a nivel agroalimentario.

¿Y sobre el tren de altas prestaciones?

Nuestra apuesta es impulsar un plan de inversiones en nuestras infraestructuras ferroviarias con parámetros de calidad, sostenibilidad y justicia territorial. Disponer de un transporte ferroviario de calidad no solamente cohesiona nuestro territorio y facilita la movilidad de las personas, sino que, además, ayuda a reducir las emisiones. Apostamos por la modernización del ferrocarril en base a un modelo de tren público y social sostenible. Un tren social que comunique las zonas de Navarra potenciando la articulación del interior del territorio en oposición a la inversión plagada de sobrecostes para beneficio de empresas privadas que resulta del proyecto del Tren de Alta Velocidad.

Planteamos diseñar un Plan de movilidad y Transporte en la línea de un transporte inteligente, sostenible e integrado. Adopción de medidas de fomento del transporte en bicicleta y de la movilidad compartida en los centros de trabajo de la Administración Foral. Mejorando y fomentando el transporte público intercomarcal y a las cabeceras de comarca para posibilitar el acceso a los servicios públicos de la población de entornos rurales o, en sentido opuesto, facilitar por medio de servicios móviles las necesidades de las personas que viven en entornos rurales, que fomente la integración territorial.

¿Cuáles son las líneas por las que apuesta para el futuro desarrollo económico y social de Navarra en su conjunto?

La crisis económica nos enseñó que tenemos enfrente problemas de gran calado que no podrán resolverse sin un cambio profundo en la política económica. Por eso asumimos que la solución necesita miradas diferentes y creatividad. Nuevas perspectivas que no se han querido poner nunca encima de la mesa porque nunca han interesado a quienes están arriba.

Navarra tiene que afrontar el agotamiento de un modelo productivo caduco. Nuestra Comunidad necesita crecer de una manera más sostenible y más equitativa. Y para que esto ocurra, necesitamos energías modernas y limpias, necesitamos adaptarnos a las transformaciones del trabajo, necesitamos revitalizar el campo y reindustrializar con políticas de I+D+i. Apostamos por un cambio en la política económica que establezca nuevas prioridades para posibilitar la superación de unos problemas que son de alcance global. Para impulsar una nueva economía alternativa debemos comenzar por utilizar el ámbito competencial que nuestra Comunidad nos ofrece como primer espacio de actuación. En definitiva, lo que pretendemos es transformar el modelo productivo para hacerlo sostenible. En definitiva una transición urgente hacia un nuevo modelo productivo al servicio de las personas

¿Qué medidas considera más urgentes adoptar en el caso de formar gobierno?

• Fiscalidad: tomaremos las medidas necesarias para ir acercando en el impuesto de sociedades que pagan las grandes empresas del tipo nominal al tipo real, los estímulos a las grandes empresas irán en línea estratégica con la superación de estas tres brechas y las subvenciones públicas condicionadas a que desde las mismas se articulen medidas de choque, especialmente contra la brecha de género.

• Apuesta por una Economía de los Cuidados. Un nicho de empleo con beneficios transversales al poner los cuidados en el centro, la necesidad dignidad vital mínima, dignificación trabajo cuidadores. Situar a Navarra a la vanguardia de la atención a la dependencia. Consolidaremos un sistema universal, público y suficiente de cuidados de larga duración.

• La Navarra vaciada, primero. La manera más eficaz de reducir la desigualdad es implementar medidas de discriminación positiva. En particular, a través de un plan de choque para acelerar la equiparación de derechos y servicios, y para cerrar la brecha territorial. Cuando deban implementarse en distintas fases los principales avances —como la garantía de ingresos, la prestación por cuidado de niños y niñas o el Plan de Rehabilitación de Vivienda—, priorizaremos el mundo rural y descentralizaremos las inversiones, en particular, las del horizonte verde.

• Aprobar de manera URGENTE una la Ley de Cambio Climático y Protección Ambiental. Creación de organismo de vigilancia del cambio climático y sanciones medioambientales destinadas a reparar los daños causados. HAY QUE CAMBIAR YA LOS MÉTODOS de producción y de consumo.

• Implementar una estrategia de reindustrialización verde y economía circular. El objetivo es crear empleo en industrias con un impacto positivo sobre el entorno y actividades de gestión de la contaminación, los recursos y la biodiversidad, con prioridad en las zonas con más problemas de empleo.

• Ampliación a los 18 años de la prestación para la emancipación de los jóvenes

¿Qué posición va a mantener ante la reivindicación de la Carta de Capitalidad para Tudela?

Estamos a favor de la Carta de Capitalidad para todas las cabeceras de comarca planteadas en el nuevo mapa local.