Mariam Zapata, Encarna García e Idoya Oroz piden la colaboración de la sociedad porque los sanitarios no pueden solos ante Covid 19

Los sanitarios de España son los auténticos héroes de la pandemia por Covid-19. Cortes aporta 40 profesionales y cuatro de ellos nos explican cómo están viviendo el drama generado por el virus. Se trata de Mariam Zapata, Enfermera UCI, Encarna García, Enfermera Urgencias, Mª José Pérez, Enfermera Centro de Salud de Ribaforada, e Idoya Oroz, Enfermera Hospitalización a domicilio.
¿Han cambiado sus vida personal y profesionalmente?
Profesionalmente es una situación muy dura, marcada por muchas vivencias, en ocasiones amargas y en otras muy satisfactorias. Había días que llegabas a pensar que era un sueño, cuando la realidad la teníamos en nuestras manos. Tuvimos que intensificar nuestra vida laboral, era desbordante y al mismo tiempo necesaria, a cambio de la personal, no importaba…., estábamos ante pacientes en diferentes situaciones de riesgo vital pero con una enfermedad novedosa muy contagiosa y desconocida para todos, sin mucha evidencia científica para tratarla. Diariamente nos adaptábamos a diferentes protocolos que surgían día a día, a veces con dudas y confusión, pero con la esperanza y el empeño de ganar la batalla de la Covid-19.
Personalmente el miedo llegó a convertirse en el protagonista, miedo a contagiarte, a contagiar a tu familia. Todo supuso un distanciamiento en nuestra vida familiar y social, que a día de hoy tras terminar ese confinamiento social, para nosotros continúa la situación de extremar las precauciones y evitar las relaciones sociales y familiares. La incertidumbre del desconocimiento de la Covid 19, nos ha mantenido en continua alerta y temor.
¿Qué es lo que más les preocupa de la evolución del virus?
Incertidumbre sobre la evolución de nuestros pacientes. Preocupa el desconocimiento de los factores causantes que producen que unas personas sean asintomáticas y otras desarrollen una extrema gravedad.
Las secuelas de la enfermedad a largo plazo, ¿qué calidad de vida van a tener?
Estamos esperanzados en futuros tratamientos, adaptados al cambio en la sociedad, pero hay que mantenerlo y es difícil.
¿Cómo creen que se va a recordar históricamente este momento desde el punto de vista sanitario?
Históricamente depende de quién la cuente, pero nosotras destacaríamos el trabajo en equipo, hemos sido como una piña, cada uno aportaba lo que podía y apoyando al resto de compañeros. Era la única forma de hacer frente a una situación tan dramática. También recordaremos los profesionales sanitarios un reconocimiento muy especial, con grandes muestras de afecto, cariño, apoyo, solidaridad de las cuales estamos muy agradecidos, eran un recargo de energía.