Inicio Opinión Tudela necesita regeneración urbana, por Olga Risueño y Miguel Carasusán

Tudela necesita regeneración urbana, por Olga Risueño y Miguel Carasusán

Con las ciudades pasa como con las personas: que estamos en continuo cambio y
debemos reconstruirnos constantemente para no quedar desfasadas. Además, con la
que está cayendo en forma de crisis diversas, cambio climático… la mayoría de
ciudades apuestan por no extenderse cuando planifican su futuro y por mantener y
recuperar sus espacios libres y sus edificaciones antiguas, degradadas y en desuso.

Conviene recordar que una de cada tres viviendas de Tudela tiene más de cincuenta
años y que más de la mitad de ellas son absolutamente ineficientes energéticamente.
Por lo tanto, no es sensato pensar en crear nuevas zonas residenciales, que consumen
mucho suelo, energía y materiales, cuando nuestras viviendas y nuestros barrios se
van haciendo antiguos, van perdiendo actividad y no tenemos recursos suficientes
para mantenerlos.

El tamaño de Tudela, su estratégica ubicación y su centralidad en la comarca, nos
permiten disfrutar de una calidad de vida impensable en otras ciudades de su tamaño.
Está claro que no necesitamos crecer más de lo que está actualmente proyectado, sino
más bien, mejorar la movilidad y la calidad urbana y de los servicios. Por eso, Contigo
Tudela apuesta decididamente por la intervención en la ciudad existente: Casco
Antiguo, Barrio de Lourdes, ensanche en torno a la Avenida de Zaragoza, Griseras,
Azucarera, Queiles, Virgen de la Cabeza…

Cuando lideremos el Ayuntamiento, crearemos una Oficina o Servicio Municipal de
Regeneración Urbana, que tenga como fin la realización de tareas de
acompañamiento a la ciudadanía y al propio consistorio en el complejo proceso de
transición energética. Esta oficina realizará también actuaciones urbanísticas o
inmobiliarias de interés público en materia de vivienda y de rehabilitación urbana en
toda la ciudad, con especial incidencia en el casco antiguo.

Asimismo servirá para implantar energías renovables en los edificios, instalaciones y
suelos municipales. El objetivo no es otro que disponer de energía eléctrica renovable
de propiedad pública. De esta manera se puede fomentar su implantación en edificios
particulares y apoyar las comunidades energéticas. La oficina asesorará en temas
energéticos como consumo y hábitos, subvenciones… Y servirá para gestionar
operaciones inmobiliarias de interés municipal, como pueden ser la compra de
edificios o solares para la construcción de vivienda para jóvenes, el alquiler a precios
asequibles o proyectos de vivienda colaborativa, entre otras opciones.

Es importante frenar el deterioro que sufren algunas zonas de la ciudad y
recuperarlas para nosotros y nosotras mismas, para sus habitantes. Tudela es una
ciudad rica en cultura y en patrimonio, pero aún más valiosas son las personas que
vivimos en ella, las que compramos a diario en sus comercios y damos vida a sus calles
y plazas. El turismo y la imagen son importantes, pero lo esencial es que nuestra ciudad
esté viva y sea accesible, habitable y adecuada para sus vecinos y vecinas.

Olga Risueño y Miguel Carasusán, miembros de Contigo Tudela