Gustavo Rodríguez, alcalde de Cabanillas
Publicidad

Leo en la revista……… de la ribera, un nuevo desahogo del Sr Galindo y, como no es la primera vez, ya es demasiado, porque pudiera parecer que tanto yo como el Ayuntamiento que presido ,somos cualquier cosa menos decentes.
La realidad es que de un tiempo a esta parte el Sr Galindo viene mostrando que sus ansias frustradas de ser Alcalde y sus amistades peligrosas,le han llevado a descalificar y faltar al respeto ,cuando no injuriar a mi persona, a mi grupo político y a todos quienes cada día hacen su trabajo, contratados externos e internos.
Cabanillas está orgulloso de lo que hoy disfrutamos, un pueblo con buena convivencia, unos servicios más que dignos, unas arcas municipales saneadas, y a pesar de la crisis, unas inversiones ,no solo municipales sino de empresas que han venido a incrementar el bienestar y el trabajo de los Cabanilleros/as.
Nada de eso está bien para el Sr Galindo.
Quizás tenga que ver con que la primera vez que se enrabieta lo hace porque las obras de renovación de pavimentación de calles, le afectan a una casa de su familia, aunque sabe que los retrasos en su ejecución son debidos a la empresa constructora y que el Ayuntamiento ha resuelto su contrato y está defendiendo una indemnización de mas de un millón de euros.
Por lo que se ve al Sr. Galindo sólo le importa la crítica por la crítica y “ su “ historia, su ego y gustarse en el enfrentamiento. Por otra parte y,dicho sea de paso,sin ningún rigor técnico.
Lo siguiente fue, para atacar de nuevo a este Alcalde, y hacer frente común con el ex Secretario municipal.
La realidad es que al ya ex Secretario, le fue extinguido su contrato y los Tribunales han dado la razón al Ayuntamiento, sin que además haya habido indemnización ni costo alguno municipal. Esto ha provocado que el Sr. Galindo intensifique los ataques contra mí y contra mi gestión.
La labor del asesoramiento que pone en entredicho ha debido ser perniciosa para el Municipio.
Después, participó en los devenires y ataques políticos a mi persona y a mis compañeros.Quizás quería “hacer de Alcalde” o sacar rédito político con mezquindad ,y yo no se lo permití.
Ha recurrido los presupuestos y tasas municipales, y ha recibido la Resolución del Tribunal en la que le dicen que no tiene razón.
Su posición en cualquier tema, implantación de eólicos, talud, nuevos paseos… cualquier asunto que pudiera ser considerado acertado, ahí estaba él para cuestionarlo de manera destructiva. !Qué mala es la envidia y el rencor.!Busque en otros nichos que igual le admiten. Preséntese como candidato y haga política constructiva¡
Le guste más o menos al Sr Galindo,la realidad es muy tozuda, y los hechos así lo demuestran. Cuando yo llegué al Ayuntamiento había una paralización de la gestión municipal y un desbarajuste administrativo,que sufría el personal municipal y los vecinos especialmente. Había que resolverlo y lo hicimos, lo hice contratando a personal experto, porque ¿cómo cree que se hace,Sr. Galindo, desde la demagogia o el enfrentamietno? No, las cosas se consiguen con estudio, criterio profesional y decisión.
Para llevar adelante las peticiones de empresas y particulares paralizadas, le dimos solución con el asesoramiento técnico-jurídico externo ,porque la realidad administrativa del Secretario era la que todo el pueblo conoce y el Juzgado ha ratificado.
No pueden pararse las obras ni las tramitaciones porque existan problemas de gestión.
La responsabilidad del Ayuntamiento es poner medios y resolverlos.
Pudiera parecer que el Sr Galindo pretende defender las arcas públicas,pero todos sabemos lo que hay y todos le conocemos muy bien. Usted no engaña a nadie, Sr. Galindo.
La realidad de nuevo,pone las cosas en su sitio.
El Ayuntamiento funciona razonablemente bien, y todos los problemas se han solucionado o están en vías de solución. Y además, se sigue invirtiendo por el Municipio,a propuesta de este Alcalde, en todo lo que redunda en mejora de los y las Cabanilleras.
He estado aguantado todas las críticas que Ud. gratuitamente ha hecho, en público y en privado -y no se olvide que vivimos en un pueblo-, y lo he hecho porque,como cargo público,sé que estoy sujeto a críticas,pero ha llegado un punto en el que debo cortar con Ud por lo sano.
Le comunico que ni una sola mentira, ni una sola media verdad más, le voy a permitir,porque la libertad de expresión tiene un límite,que está Ud sobrepasando.
Si quiere denunciarme hágalo, pero no tire la piedra y esconda la mano, sea valiente, vaya Ud a los Tribunales.
Si vuelve a insistir en sus acusaciones,sin ninguna base ni justificación, mintiendo y poniendo en tela de juicio la honorabilidad, la ética y la profesionalidad de las personas que trabajamos desde el ámbito político y técnico para el Ayuntamiento, tendrá la respuesta que merece.
La vida es para vivirla, Sr Galindo, aprenda a aceptar sus fracasos, sepa vivir y dejar vivir; sea más constructivo y menos destructivo, quizás entonces las cosas le vayan un poco mejor a Ud y a sus “amistades”
Que malo es el rencor…… hágaselo mirar y trabaje por el bien de Cabanillas, si es que sabe hacerlo.

Artículo anteriorEl proyecto de la 2ª fase del Canal de Navarra llega a la Confederación Hidrográfica del Ebro para su revisión y trámite de exposición pública
Artículo siguienteLos colectivos de Murchante vinculados a la música celebran Santa Cecilia