Inicio Opinión Nos debéis una carretera; por Pedro Pérez Bozal

Nos debéis una carretera; por Pedro Pérez Bozal

El Gobierno de Navarra asegura que necesita invertir más de 1.300 millones de euros hasta 2029 para poder acometer las más de 250 obras de ampliación y mejora de la red de carreteras de la Comunidad Foral.

Para ejecutar semejantes inversiones debería realizarse la reforma fiscal que únicamente pide Marisa de Simón. Pero, como no se atreven a realizarla, aseguran que podrían acometer parte de las inversiones implementando peajes a vehículos pesados en vías de gran capacidad.

Sea como fuere, en el IV Plan Director de Carreteras deja claro que en la Ribera hacen principalmente falta dos obras: la ampliación de la A-15 desde Tudela hasta el límite de provincia, que vale 100 millones que el Gobierno no tiene disponibles (ni quiere conseguir en el mercado de los peajes en la sombra, caladero de UPN). Y la carretera entre Fitero y la N-113, que supondrá un coste de ‘solo’ 7 millones (que en realidad caería por debajo de 5 millones si se adecúa el proyecto a los ‘tiempos actuales’).

Gobierno de Navarra anunció esta obra hace más de una década, pero UPN no cumplió con Fitero en ninguno de los sentidos (ni consultorio, ni carretera, ni casi nada). El actual Ejecutivo aseguró hace un año que actualizaría el proyecto, pero lo que debe hacer antes de acabar la legislatura es cumplir con esta vieja promesa ya que, digan lo que digan, este es el único proyecto ribero de carreteras tan necesario como realizable a corto plazo.

Y aquí van cuatro razones para darse cuenta de ello:

1.- Fitero suele duplicar la tasa de paro de la Comunidad Foral y está inmerso en un triángulo negro para el empleo (tal y como ha denunciado Comisiones Obreras). Una de las claves para revertir esta situación es la revitalización del Polígono industrial, por el que pasa la NA-6900.

2.- La NA-6900 es el punto de paso más importante para acceder al mayor complejo hotelero de Navarra, Baños de Fitero.

3.- Lo más importante: esta carretera se ha convertido en un foco gravísimo de accidentes. Este hecho está motivado por su falta de arcén y por la concurrencia habitual de camiones que se desplazan hacia el polígono.

4.- La NA-6900 ha sufrido varios incumplimientos: UPN, en su etapa en el Gobierno, la incluyó en Presupuestos en dos ocasiones y las partidas no se ejecutaron. En el III Plan de Carreteras que aprobó el Parlamento de Navarra para los años 2012-13 esta obra tenía un presupuesto de 5 millones de euros (que podrían reducirse si solo se hace el tramo entre el polígono industrial y la N-113).

Y el PSN-PSOE, principal partido del Gobierno, incluyó una enmienda para arreglarla cuando estaba en la oposición, finales de 2018.

Ahora toca cumplir.

Pedro Pérez Bozal, miembro de la Agrupación Fiterana Independiente

Artículo anteriorExpediciones musicales vol. 2: territorios sonoros, memoria e identidades
Artículo siguienteTercer puesto para el tudelano Luis Miguel Alonso en la IV Subida a Izpegi