Javier Horno, candidato de VOX a la presidencia del Gobierno de Navarra

Javier Horno Gracía se presenta a las elecciones de este domingo liderando la candidatura de VOX al Parlamento de Navarra, «con el objetivo de reconducir la situación actual de Navarra». Músico, autor teatral, escritor, profesor y Jefe de Departamento de Música en la Escuela de Arte y Superior de Diseño de Corella une ahora a este amplio perfil cultural y artístico la faceta política al frente de una formación que concurre por primera vez en Navarra en unas elecciones forales.

¿Qué valoración hace de la acción de gobierno en lo que respecta a la Ribera?

Que la Ribera está descuidada, porque por ahora no da réditos electorales suficientes; por eso hay un plan, la Ley del Mapa Local, que pretende vasconizar la Ribera.

¿Qué proyectos va a plantear en su programa para la Ribera de Navarra?

Hay que potenciar aquello en lo que la Ribera tiene ya fuerza, que es especialmente la industria agroalimentaria. La verdura navarra podría estar mejor promocionada en nuestra misma comunidad.

¿Qué postura va a defender respecto al Canal de Navarra y el Tren de Altas Prestaciones?

El agua es un bien esencial, qué vamos a decir: nunca se debió parar la construcción del canal. En VOX se presupone que los gastos en infraestructuras deben ser rentables. VOX también apoyará el Tren de Altas Prestaciones.

Candidatos de VOX al parlamento de Navarra

¿Cuáles son las líneas por las que apuesta para el futuro desarrollo económico y social de Navarra en su conjunto?

Hay que elevar el nivel educativo. Nuestros jóvenes, ya sea en la F.P., ya en bachillerato, tienen que salir muy preparados para afrontar la vida laboral o una formación universitaria. Esto no se hace con más dinero, sino exigiendo más en el aula, en los exámenes, en el sistema educativo en general.

También hay que estudiar maneras de integrar a la población musulmana.

Y hay que apoyar a la familia con medidas concretas, como las ayudas a la maternidad.

En materia fiscal, si se baja la presión las cosas funcionan bastante bien solas. El apoyo a la agricultura se comienza fiscalizando menos.

El control de la ayuda a la emigración es un tema delicado, pero es evidente que no debe crear un efecto llamada, como tampoco a debe llamar a la picaresca a los oriundos.

-¿Qué medidas considera más urgentes adoptar en el caso de formar gobierno?

La contención del gasto social, salvo en en lo que afecta a los pensionistas, cambiar el mapa lingüístico y ajustarlo a la realidad, con lo que, por ejemplo, no se valoraría el vascuence como mérito profesional, y bajar la presión fiscal.

Eliminaríamos el Parlamento Joven y el Departamento de Relaciones institucionales: se suprimirán las direcciones generales y secretaría de Paz, convivencia y Derechos Humanos, la Delegación Navarra en Bruselas, el Instituto Navarro para la Igualdad y el Instituto Navarro del Euskera, que será sustuido por un Instituto de la Cultura Navarra.