Irune García, concejala de Promoción de la Ciudad del Ayuntamiento de Tudela

La concejala de Promoción de la Ciudad, Irune García reconoce que sus dos primeros años en el ayuntamiento de Tudela han sido intensos, de muchos cambios y complicados. Pese a ello destaca el ímpetu de un equipo de gobierno que trabaja a una desde todas las áreas para hacer de Tudela una ciudad atractiva, que se consolide como referencia para la comarca y que sea capaz de atraer inversiones que dinamicen el sector comercial y turístico.

¿Cómo valora el trabajo que se ha desarrollado en estos dos años en el área de promoción de la ciudad?

Han sido dos años intensos, de muchos cambios y muy complicados. Además de gestionar una pandemia veníamos con un proyecto con muchos cambios en las concejalías y eso siempre conlleva mucha carga de trabajo. Han sido dos años duros.

¿Qué ámbitos de acción destacaría en su área?

En Turismo el principal cambio han sido la apuesta por posicionar a Tudela más allá de lo que ya conocemos, siendo más competentes en el tema de la gastronomía.

En el área de Comercio destacaría el trabajo diario, el estar en la calle, estar con los negocios, tener comunicación con ellos para sacar acciones importantes para la ciudad, resolviendo necesidades o llevando a cabo reivindicaciones que se venían reclamando desde hace años como potenciar la Navidad y determinados actos de la ciudad que redundan en el comercio.

Y en Deporte hemos querido tener una visión de la realidad deportiva de la ciudad, conocer bien las instalaciones y el estado en el que se encuentran, incrementar la comunicación con los clubes, conocer sus necesidades y tratar de tener la capacidad de ayudar a todos.

2022 sería un buen año para que el Gobierno de Navarra por fin apoye las Fiestas de la Verdura que hasta ahora no ha apoyado

¿Y en qué proyectos se han concretado estas acciones?

Es cierto que la pandemia nos ha obligado ha suspender en dos ocasiones las Fiestas de la Verdura, pero ya hemos empezado a encaminar el evento para que sus actos lleguen a más zonas de la ciudad y el producto de nuestra tierra y nuestra gastronomía llegue a sitios como Madrid, San Sebastián o Francia. Si en 2022 podemos celebrar estas fiestas podremos ver ese camino de profesionalización y hacía dónde va el posicionamiento de Tudela con la verdura. Detrás de todo hay empresas, agricultores y un mercado potencial muy grande en el que tenemos que ser un referente. Tenemos todo para serlo y 2022 sería un buen año para que el Gobierno de Navarra por fin apoye este evento que hasta ahora no ha apoyado.

Lo mismo nos ocurre con Tudela y las Tres Culturas, donde creo que tenemos una puerta abierta a un turismo de calidad altísimo.

Esto no quiere decir que no se hayan hecho otras cosas a nivel de turismo. Hemos entrado a formar parte de eventos como Flamenco OnFire, que creo que nos posicionan a nivel nacional e internacional y que proyecta a la ciudad tanto a nivel turístico como marca. Otro proyecto en el que estamos involucrados es el cambio de la señalítica monumental de la ciudad. La señalización se ha ido quedando atrás, con un diseño obsoleto que no es atractivo para el Casco Histórico y espero que a lo largo de este año se pueda comenzar a modificar. Hemos participado también en acciones dentro del Camino de Santiago y hemos entrado en la constitución del Camino de la Vera Cruz para potenciar los sectores de los caminos.

La apuesta que se hizo por mejorar la iluminación en Navidad ha sido un éxito y un acierto rotundo

¿Y en comercio?

Junto con los Servicios Sociales creo que hemos sido la concejalía que más se ha visto afectada por la pandemia. Hemos visto como todo el mundo ha tenido que bajar la persiana de su negocio y habilitar en torno a 700.000 euros en ayudas directas y para la campaña de Bonos «Vive Tudela»

La apuesta que se hizo por mejorar la iluminación en Navidad ha sido un éxito y un acierto rotundo. Potenciar la Navidad era algo que se venia reclamando desde el comercio desde hace años y la realidad nos muestra que hubo un aumento de ventas y que la gente vino a ver la ciudad. Es una acción que ayuda a que seamos un referente para la comarca y que, trabajando, podemos tener eventos a la altura de cualquier ciudad.

Iniciativas como la campaña de bonos ha sido excepcional. Hemos conseguido todo lo que queríamos. Hacerle entender al ciudadano la importancia del comercio local, de consumir en la ciudad, y que los negocios pudiese incrementar sus ventas. La campaña ha conseguido cumplir al 100% con sus objetivos. Gracias a esta iniciativa hemos puesto más de 900.000 euros de circulación en la ciudad.

¿Qué se puede hacer para que dejen de verse tantos locales vacíos?

La promoción de la ciudad empieza por lo interno. Creo que se está haciendo un trabajo maravilloso desde Urbanismo para conseguir una ciudad moderna, más limpia, con más mobiliario urbano para que resultemos atractivos en el ámbito económico, tanto empresarial como comercial. Para llenar esos locales vacíos tenemos mucho trabajo por hacer. Con una apuesta cultural atractiva y para todos los públicos, y las acciones que se impulsan desde las diferentes concejalías conseguiremos este efecto y pondremos a la ciudad en proyección.

Tampoco han sido años fáciles para los clubes deportivos de la ciudad

Han sido unos meses caóticos. Dependemos de muchas instalaciones, de muchos clubes que veían como se paralizaba todo. En la desescalada no se contó con toda la información necesaria o esta llegaba a última hora o ya tarde. Teníamos que reorganizar todos los servicios. La pérdida económica para los clubes ha sido brutal ya que muchos de sus recursos dependen de que la gente se apunte a sus actividades. Así que han sido dos años muy duros.

A partir de ahí poco a poco se han ido haciendo cosas. Hemos ido hablando con los clubes, solventando deficiencias que había desde hace años, recogiendo sus necesidades y estableciendo prioridades.

La apuesta de este equipo de gobierno por la mejora de las instalaciones deportivas es clara. Hemos conseguido reformar las pistas de tenis de Ribotas que supone un punto y aparte para un deporte que no tenía unas instalaciones municipales dignas. Vamos a acometer la pista de velocidad del patinódromo con una empresa especializada en este tipo de suelos para que sea un deporte que se pueda practicar sin riesgo en Tudela. Vamos a dotar la zona del Skate Park de la Azucarera de un Pumptrack y seguimos trabajando con los clubes de patín para cubrir parcialmente la pista del patinódromo.

Hemos pedido el proyecto para reformar las instalaciones del Nelson Mandela, una instalación que creemos que ha llegado a su fin y donde, para su reforma, es necesaria la participación del Gobierno de Navarra y del Departamento de Educación

Hemos solventado el problema de las goteras del pabellón polideportivo, donde también se han cambiado todos los lucernarios, donde se había apostado por una solución que no era la necesaria. Hemos pedido el proyecto para reformar las instalaciones del Nelson Mandela, una instalación que creemos que ha llegado a su fin y donde, para su reforma, es necesaria la participación del Gobierno de Navarra y del Departamento de Educación. Queremos que entre los tres entes seamos capaces de descongestionar una situación que viene de años atrás y encarar una instalación que tanta falta hace para Tudela y para apoyar un deporte que es la base de todos los deportes como es el atletismo. Hay varias opciones y si no conseguimos el apoyo del Gobierno de Navarra y de Educación tendremos que renunciar a la homologación de las pistas y hacer una simple reforma del pavimento para que, al menos, los deportistas puedan entrenar en condiciones y con seguridad perdiendo lo que creo que es una oportunidad para homologar unas instalaciones que serán para toda la Ribera. Es necesaria una inversión de unos 600.000 euros y creo que entre todos podremos sacarla adelante. Llevamos desde diciembre de 2021 llamando y pidiendo una cita con la consejera de Deportes sin tener respuesta. No recibe a la segunda población más grande de Navarra. Pero no solo es el Gobierno de Navarra el que tiene que apoyar este proyecto. Es una pena que los dos grupos de la oposición, IE y PSN-PSOE, no apoyaran una petición para reclamar a la consejería que cumpla con su compromiso de llevar adelante esta obra en Tudela cuando lo llevaban en sus programas.

Y todo ello sin dejar de atender demandas más pequeñas pero no menos importante como el material material deportivo que hemos comprado para la actividad de gimnasia rítmica o el propio atletismo, o el tatami que se va a montar para las disciplinas de artes marciales.

Otro de los grandes retos que tenemos por delante es potenciar de manera real el Mercado de Abastos

¿Qué retos se plantea hasta el final de legislatura?

En deportes vamos a tener que llevar adelante la apertura de las nuevas piscinas y campos de fútbol. Es una instalación que supondrá un crecimiento deportivo en la ciudad. Finalmente se ha conseguido hacer la pista de voley homologada, tenemos circuitos de running y paseo saludable, petanca, ping-pong, para nosotros es un gran reto porque se van a poder hacer cosas muy bonitas en el ámbito del deporte. También queremos seguir acondicionando instalaciones deportivas y ese plan de mantenimiento que desde este año tienen todas las instalaciones. Creo que vienen dos años de trabajo duro para que se vean los resultados.

En comercio nos queda lo más complicado, que la gente vea que la apuesta del ayuntamiento por el comercio de la ciudad es clara, que hace falta tener comercio de calidad, y las acciones irán dirigidas a ello. Dar visibilidad al comercio, ayudarle y atraer a gente tanto de Tudela y de fuera al comercio mientras el resto de áreas trabajan en conseguir una ciudad más atractiva.

Otro de los grandes retos que tenemos por delante es potenciar de manera real el Mercado de Abastos.

Y en el ámbito del turismo seguir trabajando para profesionalizarlo y conseguir una imagen fuerte para vender fuera de Tudela en base a la gastronomía y el producto y el patrimonio y las tres culturas.

Artículo anteriorMejoras en el acceso peatonal a la zona de servicios de Valtierra en la calle Santa Cruz
Artículo siguienteLa espada de Damocles de la economía navarra, por Germán Gorraiz