Inicio Publirreportajes Inmasc: una familia que se reinventó ante la pandemia

Inmasc: una familia que se reinventó ante la pandemia

Inmasc
Ruth y Aitor con su hija

Hoy os traemos la parte más humana de INMASC. Ya conocéis a Aitor y Ruth y ahora os contamos su historia. Hace un año, como a todas las familias, les cambió la vida. Tras varios años inmersos en el mundo de los eventos y espectáculos y con un 2020 por delante repleto de contratos, en la segunda mitad del mes de marzo les anularon todas las fechas. Como nos cuenta RUTH, “fueron varios días muy malos, estábamos perdidos, era algo que jamás habíamos vivido, incertidumbre e impotencia por no poder hacer nada”.

Su vida giraba en torno a la organización de eventos, de empresas, bodas, programación de fiestas patronales, conciertos, animaciones infantiles y desde hacía un año habían incorporado a su lista de servicios el único escape room de España diseñado y decorado en Navarra en el interior de un camión tráiler de 14 metros, “SCAPE TRUCK”. Un espectáculo móvil que recorrió ya en 2019 muchas localidades de Navarra y resto de la mitad norte de España. Lejos de hundirse en mitad de esta pandemia, sacaron fuerzas para pensar en una alternativa y poder salir adelante.

“Yo no paraba de darle vueltas a la cabeza y sabía que ella tampoco iba a estar parada, así que se lo propuse. Teníamos varios años de experiencia en la industria de la automoción y eso nos hizo dar el paso”, nos cuenta Aitor. Tuvieron que diseñar una estrategia y encontrar la ubicación. Esa fue la tarea menos complicada gracias a las facilidades que les dieron en la Ciudad Agroalimentaria de Tudela, donde ya contaban con una oficina en el Centro de Negocios y donde actualmente se ubica la nave de fabricación de mascarillas.

Además, tuvieron que hacer frente a todo lo que conlleva crear una industria y además, contra reloj. Y, lo más importante: traer una máquina que no era tarea fácil. “Ahora me doy cuenta de que tuvimos suerte. Tenemos compañeros a los que la máquina les llegó en noviembre y nosotros en julio ya estábamos fabricando”, nos comenta Aitor. Sin duda una apuesta que conllevó invertir todos sus ahorros y su vida entera.

Su filosofía ha sido siempre centrarse en las familias, para protegerles con un producto de calidad y fabricado en Navarra: “Desde el principio hemos apostado por proveedores nacionales que poco a poco se han ido adaptando a nuestros requerimientos, llegando así a la fabricación de una mascarilla con la más alta filtración, con una goma suave y súper elástica que adapta perfectamente la mascarilla al rostro, que es libre de látex y no genera alergias”, nos explica Ruth. Y para que además de protegerse, las familias puedan ahorrar en este artículo de consumo diario, además de su tienda online www.inmasc.com, desde marzo abren las puertas de la fábrica la primera semana de cada mes.

En abril, abrirán del 6 al 10 y en mayo del lunes 3 al sábado 8. Los precios a los que se podrán comprar esas semanas son: para la FFP2 a 0,75€/und, y comprando dos estuches regalarán uno de mascarillas higienico-quirurgicas en color blanco o negro. Por si esto no es poco y te juntas con tus amigos para comprar al menos 12 cajas de FFP2 la unidad sale a 0,56€. Además incorporan esta semana la mascarilla quirúrgica infantil de INMASC que sale a 15€ las 100 unidades. También tendrán FFP2 negra a 1€/und y FFP2 infantil a 0,80€/und.

Y aunque ahora invierten todo su tiempo en INMASC, Ruth y Aitor tienen muchas esperanzas y ganas de volver a realizar todo tipo de eventos que como nos han contado, ya se están empezando a realizar con todas las medidas de seguridad.