Inicio Opinión Financiación municipal, cambio de época, por Jorge Aguirre

Financiación municipal, cambio de época, por Jorge Aguirre

Que la financiación de las entidades locales requería de un nuevo modelo es algo que todas las formaciones políticas veníamos compartiendo en esta comunidad desde hace muchos años.

Un nuevo sistema que apostase por aportar cohesión social y territorial a todas las zonas de Navarra, y que sirviese para dos cuestiones fundamentales: en primer lugar, trabajar por la vertebración de todo el territorio y por otro lado, que pusiese en el centro de su fundamento a la ciudadanía, permitiendo la mejora de los servicios públicos que se prestan en nuestros pueblos y mejorando el entorno y las infraestructuras de los mismos.
Ese ha sido el empeño del Partido Socialista de Navarra y del Gobierno de Navarra en una tarea ardua emprendida desde el comienzo de la legislatura. No en vano, el acuerdo firmado con nuestros socios de Geroa Bai, Podemos e IE así lo enmarcaba.

La apuesta que la presidenta María Chivite realizó al constituir el Departamento de Cohesión Territorial, y dentro de él la Dirección General de Administración Local y Despoblación, dejaba a las claras cuáles eran los objetivos que se establecían de cara a mejorar la gestión de todos los ayuntamientos de Navarra.

Este nuevo sistema que ha visto la luz en fechas recientes ha buscado precisamente eso. Ha buscado que todas las entidades locales de Navarra sean atractivas para que sus vecinos y vecinas tengan un espacio donde desarrollar su proyecto vital. Además, el Plan de Infraestructuras Locales (PIL) va a desarrollar un sistema estable y ágil de financiación para que todos los pueblos y ciudades puedan mejorar sus entornos sociales, industriales, etc… ya sea a través de la mejora de las redes de saneamiento, el arreglo de calles o de espacios locales donde los vecinos y vecinas desarrollan sus actividades.

Por otro lado, con el nuevo Fondo de Haciendas Locales la inmensa mayoría de los municipios a ver mejorada su financiación. En concreto, el 85% de ellos la ven mejorada, cerca de 40 la igualan y sólo uno disminuye. El nuevo sistema es un modelo más justo, teniendo en cuenta, por ejemplo, la evolución demográfica de las diferentes localidades, donde por ejemplo, el Ayuntamiento del Valle de Egüés que había visto incrementada su población de forma sustancial, no estaba siendo reconocida esta circunstancia con el modelo anterior, reclamación que los socialistas del Valle llevaban reclamando año tras año, y que recientemente su alcaldesa, de Navarra Suma, también reclamaba en la prensa, y que entendemos que verá satisfecha su justa reivindicación.

Pero en este nuevo reparto del Fondo de Haciendas Locales, no sólo es una cuestión de la cantidad que se pone en la bolsa común, sino que lo que consideramos fundamental los socialistas es el cambio del reparto de este fondo, puesto que tiene presente varios aspectos.

Por otro lado, la nueva fórmula que regirá el reparto de los fondos. Una fórmula adaptada a los nuevos tiempos donde se tiene en cuenta los gastos que suponen a los ayuntamientos los servicios que presta pero teniendo en cuenta también la capacidad de los mismos para generar ingresos en sus arcas.

El elemento innovador es el Fondo de Cohesión Social. Un fondo que se aleja de las cartas de capitalidad y premia el carácter tractor que algunos municipios tienen en relación a su entorno. Carácter tractor de prestación de servicios sanitarios, sociales, educativos o industriales, pero también, de desarrollo del entorno. Una treintena de municipios tienen esta mirada especial.

Por último, un sistema de financiación municipal que tiene en cuenta que los municipios más pequeños sigan teniendo un plus en este sistema para que no pierdan competitividad con respecto a los más grandes, y que la mayoría de los ayuntamientos vean mejorada su financiación con respecto al año anterior, manteniendo cláusulas de garantía en función de determinados criterios.

Es clarificador, por ejemplo como los municipios de menos de 1.000 habitantes ven mejorada su financiación, en conjunto, en más de un 15%, o como Tudela recibirá 2,4 millones de euros más que con la anterior fórmula.

Lo que vemos, en definitiva, un sistema más justo, solidario y suficiente que no ha tenido en cuenta el color del partido que dirige cada una de las localidades sino que ha mirado por el beneficio del conjunto de la sociedad navarra, voten a quien voten o vivan donde vivan.

Este modelo supone un cambio de época en la financiación de los Ayuntamientos. Y desde luego, es un instrumento implacable para afrontar el reto de la despoblación. La nueva fórmula se traduce en más infraestructuras, en mejores servicios públicos y municipios más atractivos que por delante vislumbran el desafío de recuperar población que mantenga el ruido de sus calles.

Jorge Aguirre Oviedo
Strio. de Acción Electoral y Adjunto a Organización del PSN-PSOE
Portavoz Parlamentario en Cohesión Territorial del PSN-PSOE

Artículo anteriorHalloween plurilingüe en el Instituto Valle del Ebro
Artículo siguienteEl ayuntamiento de Corella y la asociación de comerciantes de la localidad suscriben un convenio para impulsar el comercio online