Inicio Opinión Fiestas de Tudela 2019, por José Mª Blanzako

Fiestas de Tudela 2019, por José Mª Blanzako

Parece ser que se empieza a contratar varias de las actividades de fiestas de Tudela 2019, que se incluirán en el programa 2019, por ello y antes de que sea demasiado tarde, en este tiempo de verdura, quisiera aportar alguna idea para el desarrollo de las mismas.

Analizando, los recortes han ido remitiendo su presupuesto festivo. Hace años eran 500.000€ lo que costaban las fiestas, en la actualidad son 360.000€, es decir, para la segunda ciudad de Navarra, es muy poco dinero, son 10 euros el gasto por persona que emplea nuestro ayuntamiento para hacer un programa que podía ser más atractivo.
Con este presupuesto evidentemente o sobran días o falta programa, ¿qué hacer? Pamplona indudablemente no es comparable con el millón y pico de euros que se gasta en sus fiestas, pero si lo haría con Cintruenigo, son 8000 habitantes y su presupuesto festivo alcanza los 225000€. En proporción, superior al de Tudela.



Lo cierto es que se desconoce los ingresos que obtiene el ayuntamiento de Tudela por el alquiler de espacios de puestos de venta de barras y veladores en la calle, pero creo que los mismos, se deberían revertir a las propias fiestas, cuestión que en la actualidad creo, no se hace.

Los organismos y peñas que organizan innumerables actos y que completan el programa festivo, haciéndolo llegar a lugares que de otra forma no llegarían, están deficientemente subvencionados y habría que habilitar una partida que cubra en un porcentaje aceptable los gastos que originan dichos actos, ya que su labor es de agradecer, estamos a tiempo.
Para 2019, el presupuesto para nuestra ciudad debería ser de 500.000€, consensuado y planificado entre organismos y ayuntamiento (participación ciudadana), al objeto de confeccionar un programa más acorde con las necesidades de la segunda ciudad de Navarra y donde la responsabilidad final sería de todos y todas.



Por último, es imprescindible reforzar la limpieza de Tudela, adecuarla a la dinámica festiva, a la permanencia de la gente en la calle, así como exigir a los establecimientos de hostelería disciplina en horarios y lugares de recogida de basura y a la empresa encargada de recogerla mayor previsión.

Jose Mari Blanzako Sesma