Edurne León

En las últimas semanas estamos viviendo un nuevo y bochornoso capitulo de la serie UPN Tudela vs Gobierno de Navarra, esta vez, el tema elegido es la cubierta del colegio Huertas Mayores.

Es innegable la urgente necesidad que tiene el colegio Huertas Mayores de Tudela de una cubierta para poder ofrecer espacios educativos de calidad y un clima escolar propicio para su alumnado, ya que no hay espacio en el gimnasio para todos ellos los días de lluvia, y las temperaturas que se alcanzan en verano dentro de las aulas no propician ni el aprendizaje ni el desarrollo de la labor docente.

Cualquier ciudadano de a pie diría que la solución a este problema es simple: introducir en los presupuestos del Ayuntamiento de Tudela o el Gobierno de Navarra una partida para la construcción de la cubierta. La cuestión es que el Ayuntamiento gobernado por UPN dice que aunque el Colegio Huertas Mayores es de propiedad municipal, la cubierta tiene que financiarla el Gobierno de Navarra, mientras que Gobierno de Navarra dice que la tiene que financiar el Ayuntamiento, dejando al colegio sin cubierta.

Lo cierto es, que ante esta problemática, cualquier Ayuntamiento que trabajase en pro de su ciudadanía y se preocupase por el bienestar de los más pequeños en su entorno escolar, y mínimamente competente, se sentaría con el responsable del Departamento de Educación del Gobierno de Navarra y negociaría una solución para la financiación de la cubierta. El problema de esta ciudad es que ni el equipo de Gobierno ni el alcalde miran por el bienestar de su ciudadanía, y que utilizan cualquier cosa para confrontar con el Gobierno de Navarra y auspiciar su carrera política personal.

Este es un caso más de otros tantos, pasó con el corredor verde, con el grado de deporte, con el Ciudad de Tudela… Si desde Pamplona no se hace lo que Toquero pide, este saca el discurso victimista de que “Navarra abandona Tudela”. UPN Tudela utiliza el argumento de que en los últimos 3 años se han invertido 2 millones de euros en cubiertas de colegios de municipios gobernados por los integrantes del gobierno y sus socios, y que como en Tudela gobierna UPN el gobierno de Navarra nos margina y no nos financia. Mientras tanto, Tudela ha duplicado la financiación local que recibe del Gobierno de Navarra desde que hay un gobierno progresista.

Además el colegio Huertas Mayores es propiedad del Ayuntamiento de Tudela, por lo que su mantenimiento, búsqueda de financiación y adjudicación de las obras que sea necesario realizar en el mismo le competen. De hecho, en los últimos años, y especialmente el año pasado, cuando la problemática de la cubierta del colegio estaba ya encima de la mesa, en los acuerdos presupuestarios de Navarra se han introducido cantidades de dinero importantes para hacer obras en escuelas, 3 millones de euros el año pasado, 1,5 millones aportados por EH Bildu. A esa partida puede acceder cualquier Ayuntamiento de Navarra, incluido el Ayuntamiento de Tudela, otra cosa es que el Ayuntamiento de Tudela no haya hecho los deberes y no haya presentado una convocatoria para acceder a esa partida presupuestaria y que ahora quiera culpar de su incapacidad a terceros.

La realidad es que parece que UPN está inmerso en una pugna interna entre los seguidores de “prefiero fregar escaleras” y el candidato de los que gritan “puta Pamplona”. El alcalde de Tudela, que quiere liderar el asalto a los cielos de los riberos, intenta hacer méritos y presentarse ante sus afines como adalid contra el Gobierno de Navarra y sus socios. Su futuro político y personal están en juego, por lo que todo vale para conseguir sus objetivos, incluso jugar con el bienestar y el derecho a la educación del futuro de nuestra ciudad.

Edurne León Sánchez, coordinadora de EH Bildu de la Ribera
Txomin González Martínez, parlamentario de EH Bildu