Un grupo de jóvenes de Tudela de los 16 a los 33 años ha impulsado una red de apoyo para prestar su ayuda y colaboración a personas de la capital ribera que no pueden moverse de sus domicilios o tienen dificultades para hacerlo.

El grupo ha aprovechado el trabajo en red que existe entre las asociaciones a las que pertenecen para ofrecer su ayuda imitando el modelo que se ha desarrollado en otras localidades donde aprovechan la cercanía para ayudar a otros vecinos. «La idea es trabajar por barrios, contactando con la persona que resida más cerca de la vivienda desde la que se solicita nuestra ayuda», ha explicado Tania González, miembro de este grupo de voluntarios y voluntarias.

Su primera acción ha sido dar a conocer a la ciudadanía su disposión para echar una mano mientras dura el estado de alarma y dar una respuesta a las necesidades que puedan surgir. «En esta cuarentena algunos tenemos la suerte de encontrarnos bien y queremos ofrecer nuestra ayuda para que nadie se quede sin lo que pueda necesitar».

Para ello basta llamar a los teléfonos que han facilitado a la ciudadanía, 677 32 47 91 y 642 27 46 37 o contactar con ellos a través de Whatsapp.