Publicidad

La decimoquinta edición de los premios AER se convirtió en un reconocimiento a la empresa familiar con el premio a la Trayectoria Empresarial que recibieron Javier, Benjamín y Carlos García Pérez, responsables de Distribuciones Hermanos García, y el premio al Relevo Generacional, que ha sido para los hermanos Silvino e Irene Izquierdo Marín, gerentes del Hotel Santamaría.
La entrega de los premios se ha trasladado este año hasta el restaurante Marisol de Cadreita donde acudió una amplia representación del sector empresarial, y financiero de la Ribera, así como diversos representantes políticos de la Comunidad Foral encabezados por la presidenta Uxue Barkos.

Publicidad
Artículo anteriorEl jugador de Osasuna Roberto Torres fue agasajado ayer en Fustiñana
Artículo siguienteLos fustiñaneros despidieron ayer las fiestas de la Virgen de la Peña