El ayuntamiento de Tudela va a instalar este mes de octubre tres radares pedagógicos para concienciar sobre el respeto a los límites de velocidad.

Se trata de unos dispositivos de carácter meramente informativo que dan a conocer la velocidad a la que se circula pero sin sancionar. Estos dispositivos ha informado la concejalía de de Desarrollo Urbano Sostenible y la Policía Municipal, comenzarán a funcionar de forma inmediata.

Los radares pedagógicos funcionan mediante imágenes y mensajes de fácil visualización si están respetando o, en su caso, infringiendo los límites de velocidad legalmente establecidos. De este modo, los conductores podrán adecuar su conducción a la normativa, evitando así poner en peligro al resto de usuarios de las vías.

Además, se trata de un sistema de radar pedagógico movible, por lo que las ubicaciones pueden ser modificadas, permitiendo su instalación en otros puntos de la ciudad que se consideren adecuados.

Así mismo, una vez analizados los datos recogidos por los radares pedagógicos y evaluados los resultados tras su instalación, podrían instalarse más equipos similares en otros puntos de la ciudad.