Policía Municipal realiza controles para conocer los motivos de la presencia de vecinos en la vía pública

La Policía Municipal de Tudela tuvo que intervenir en la tarde de ayer en una vivienda de la capital ribera donde había una reunión de amigos.

Los agentes municipales intervinieron después de recibir la llamada de un vecino que se quejaba del ruido y las molestias procedentes de una vivienda a las 20:25 de la tarde.

Cuando se presentaron los agentes de la policía municipal comprobaron que en la vivienda se estaba realizando una reunión de amigos, algo prohibido en el actual estado de alarma que vive el país. Los agentes ordenaron el desalojo de la vivienda y multaron a todas las personas que no estaban empadronadas en el inmueble.

Asimismo la Policía Municipal de Tudela ha informado que entre la noche de ayer y esta mañana se han impuesto las primeras sanciones a ciudadanos que se encontraban en la vía pública sin motivo justificado.

La Policía Municipal de Tudela ha recordado que las sanciones por no acatar las normas decretadas en el Estado de Alarma van desde los 601 a los 30.000 euros.