El viernes 9 de octubre a las 20 horas tuvo lugar en la Iglesia del Carmen de Corella la presentación del estudio de investigación realizado por Andrés J. Sanz Fernández, sobre los 158 años de la presencia de la Guardia Civil en Corella.

Dicho estudio tiene un formato de pliego de cordel, con un total de 40 páginas ilustrado con fotografías antiguas, muchas de ellas procedentes del Archivo fotográfico de Foto – Alfredo.

Enmarcado dentro del 175 aniversario de la fundación de la Guardia Civil en España, en el 158 aniversario de su llegada a Corella y en el 425 aniversario de fundación del Convento del Carmen de Corella, primera sede del cuartel en nuestra ciudad, organizó un sencillo pero emotivo acto de reconocimiento de la labor que desempeña la Guardia Civil en nuestros pueblos y ciudades.

En primer lugar el P. Víctor Pérez como superior del convento dirigió unas palabras a los presentes como bienvenida, tras las cuales fue Andrés como autor del estudio el que mostró los detalles de la historia de la Guardia Civil en Corella.

Siguieron las palabras de D. Gorka García como alcalde de Corella, del Sargento de la Guardia Civil de Corella, de D. Alberto Catalán como senador así como de D. Miguel Sanz, como presidente emérito del Gobierno de Navarra.

Finalmente, llegó la oración a la Virgen del Pilar que presidía el acto, que realizó el nuevo párroco de Corella D. Ignacio Erdozáin. Los Guardias presentaron una corona de laurel y finalmente la soprano pamplonesa Inmaculada Vera entonó la pieza «la muerte no es el final”.

Se contó con el aforo completo del templo al 50% (tal y como establecían las medidas sanitarias vigentes en ese momento) y el público aplaudió de forma constante en cada una de las partes del acto. También se contó con la asistencia del Capitán Oficial Adjunto 1° de la Compañía de Tudela, concejales, sacerdotes y religiosos del convento.

Precisamente este año el acto el acto fue emotivo, ya que a causa de la pandemia este año no se ha podido celebrar la tradicional procesión de la imagen de la Virgen del Pilar por las calles de Corella y por ello, fue la alusión idónea para una fiesta que no podrá realizarse.

Andrés J. Sanz Fernández