José Ignacio Pardo, alcalde de Milagro

José Ignacio Pardo alcanzaba el pasado mes de junio el meridiano de su primera legislatura como alcalde de Milagro. Reconoce que ha sido un tiempo en el que ha tenido que afrontar situaciones desconocidas donde la toma de decisiones era permanente, “y donde nuestra preferencia era buscar consenso para aplicar respuestas. Esta situación todavía desconocida nos ha obligado a realizar un esfuerzo añadido difícil de gestionar”, asegura, pero, igualmente, “el paso del tiempo confirma que se han tomado las decisiones más acertadas, en cada momento”.

¿Cómo describiría estos dos años en la alcaldía de Milagro?

Hemos alternado la responsabilidad de satisfacer la gestión municipal más administrativa con la responsabilidad de atender y responder a las necesidades que nos obligaba la pandemia. Hemos ordenado procesos y recursos administrativos. Hemos invertido en mejorar espacios públicos para que los vecinos puedan tener mejores servicios.
Hemos tenido de referencia las orientaciones de los Departamentos de Salud y Administración local. Se ha de valorar la implicación social, la participación de voluntariado y de los recursos municipales de la localidad, brigada y protección civil.

El paso del tiempo confirma que se han tomado las decisiones más acertadas en cada momento

¿Cómo valora la respuesta de la población en todo este tiempo?

Ha habido muchas personas voluntarias que se han volcado a ayudar con la logística en momentos delicados, elaboración de mascarillas, batas, alimentos, agricultores con sus tractores, Protección Civil, policía y otros recursos de la entidad local. Además, desde el ayuntamiento organizamos una mesa de participación ciudadana en la que se vieron representados distintas organizaciones, el colegio, la escuela de música, el ciclo 0-3, Protección Civil, brigada municipal, apymas, el club de jubilados, la residencia, el centro de salud, que permitió conocer cómo vivía cada uno la situación y cómo entendía que se le podía dar solución y cómo adaptarnos a cada resolución y norma coordinados, decretos que se iban aprobando y publicando desde el Gobierno de Navarra.

¿Cómo alcalde qué valora de todo lo vivido?

Hemos decidido trabajar todos a una. Apostamos por la toma de decisiones consensuadas y lo suficientemente evaluadas, aunque a veces había pequeñas diferencias incluso dentro de nuestro propio grupo, pero que una vez tomada fuésemos todos a una. La responsabilidad era compartida y cada uno, desde sus organizaciones, tenía el compromiso de respetar y divulgar esas indicaciones que se estaban dando.José Ignacio Pardo

La población asume que hay riesgo y prefiere la prudencia. Quizás, el año que viene, se dé otro escenario más propicio para la celebrar las fiestas

En pocas fechas Milagro debería estar tirando el cohete de sus fiestas, ¿con qué sensación se vive en la localidad este segundo año sin fiestas?

El primer año nos dejó fuera de juego, con la expectativa baja ante lo que estaba pasando y costó más asumirlo. Este segundo año con los datos de las consecuencias y las secuelas evidenciadas, lo ves desde otro punto de vista. Desde la responsabilidad si quieres mejorar los datos, obligatoriamente, no se puede tener fiestas. Probablemente la población más joven tiene más ganas de juntarse, de relacionarse, es también una característica de nuestro estilo de vida, y de cómo se vive la fiesta en nuestros pueblos de la Ribera, pero el resto de la población asume que hay riesgo y prefiere la prudencia para que, quizás, al año que viene, se dé otro escenario más propicio para la celebración de la fiesta, que todos lo deseamos.

¿Se puede hablar ya de normalidad en la actividad municipal?

Invito a ver la página web actualizada del ayuntamiento; milagro.es Ahí se puede comprobar la normalidad en cuanto a lo cotidiano en la gestión municipal. En cuanto a inversiones, hemos podido desplegar actuaciones y mejorar servicios cercanos que mejoran la calidad de vida de las personas en distintas áreas, deporte, cultura, y otros compromisos que tenemos en cuenta y que, entre lo que resta de año y el año que viene, se puedan desarrollar.

Hemos podido desplegar actuaciones y mejorar servicios cercanos a los ciudadanos

¿Cómo está la situación socioeconómica de la localidad?

Creo que no hemos tenido una afectación destacable gracias al sector agroalimentario que tenemos en la localidad. Hay un empleo importante por parte de una industria que ha sido un sector prioritario y no ha habido indicadores que nos hayan afectado significativamente. Donde sí se ha notado ha sido entre los autónomos, gente del sector servicios, especialmente de proximidad, con negocios de cercanía y sobre todo la hostelería.

¿Cómo se ha tratado de apoyar a estas personas desde el ayuntamiento?

Además de la mesa de participación constituimos un grupo de trabajo motor que analizase distintas alternativas con representación del comercio local y representantes políticos. De ahí salieron decisiones que han supuesto las aportaciones económicas a los negocios y servicios menores, se suspendió el cobro de tasas en el ciclo 0-3 años, en la escuela de música, y las tasas deportivas y otras actuaciones que afectaron a la economía.

Gracias al sector agroalimentario Milagro no ha tenido una afectación destacable en esta crisis

¿Qué actuaciones se han podido llevar a cabo este año?

Hemos invertido en diversas mejoras muy importantes para nuestro pueblo. Entre ellas, en una ampliación en la nuevas instalaciones en el polideportivo que nos van a permitir diversificar la oferta de actividades deportivas. También se ha hecho una mejora importante de los caminos rurales y se han reforzado y remodelado las motas sobre el río Ebro.

El alcalde arropado por miembros de su equipo de gobierno16

Hemos invertido en diversas mejoras muy importantes para nuestro pueblo

Hemos dedicado una atención especial al mantenimiento de todas las instalaciones municipales, además de los sistemas de riego de jardines.
Están marcha dos programas de trabajo: un diagnóstico sobre la situación de la juventud en la localidad para poder determinar actuaciones en materia de ocio saludable para su tiempo libre.

Y un segundo programa, que teniendo en cuenta que de los 3.450 habitantes de Milagro superamos el millar de personas nacidas fuera de la localidad, un 23 % de la población es inmigrante, se destina a realizar un diagnóstico y acción intercultural apoyado por una trabajadora social y una educadora social asesoradas por un grupo de expertos sociólogos, donde el objetivo será generar espacios de participación desde los que se puedan impulsar distintas actuaciones interculturales.

¿Qué retos quedan pendientes hasta el final de la legislatura?

Vamos a seguir apostando por el turismo, el medio ambiente, por unos servicios de calidad y cercanos a la población para que la gente encuentre en Milagro un entorno saludable con calidad de vida, con acceso a la educación, la cultura, a la participación… sin olvidar el trabajo necesario para corregir las desigualdades, nos importa la atención a las personas mayores, de la mano de otros sistemas de protección social que permitan que nadie se quede atrás en la localidad.

Nos importa la atención a las personas mayores, de la mano de otros sistemas de protección social que permitan que nadie se quede atrás en la localidad

Artículo anteriorEl Ayuntamiento rinde un homenaje al C.D. Ribaforada por su 100 aniversario
Artículo siguienteNavarra Suma lleva hasta el Parlamento Foral la situación de las 40 familias que se han quedado sin plaza en el Colegio de Jesuitas de Tudela