Arantxa Anoro

La estética y el maquillaje juegan un papel imprescindible para realzar la belleza de una novia y su pareja. Lucir un rostro lo más bello posible y sentirse uno mismo es algo fundamental en cualquier celebración y contar con el apoyo de una profesional que sepa orientarnos, aconsejarnos las tendencias del momento y aportar su saber para disimular aquello que menos nos gusta y resaltar nuestra belleza resulta fundamental.

“El objetivo en la estética y el maquillaje nupcial es conseguir que la novia y el novio reflejen su personalidad con unos toques que resalten toda su belleza”, indica Arantxa Anoro, profesional al frente de Iride desde el año 2002, primero en el barrio de la Virgen de la Cabeza y, desde hace 6 años, en la céntrica Plaza del Mercado de la capital ribera.
Especializada en estética facial y corporal, Anoro es también una defensora de las terapias alternativas: tratamientos a nivel emocional como flores de Bach, masajes de espalda para contracturas, reflexología, cromoterapia a nivel de relajación entre otros. “Creo que tan importante es cuidarse exteriormente como interiormente, ya que la belleza es algo que tiene que ver con estar bien uno mismo, tanto por dentro como por fuera”, resalta.
“Aunque la estética y los tratamientos de belleza han estado asociados especialmente al cliente femenino, cada vez son más los chicos que acuden a los centros de belleza y estética para su cuidado”, apunta la esteticista tudelana.

La piel es el sistema más extenso del cuerpo humano y su cuidado es fundamental. “Es el órgano más expuesto de nuestro cuerpo y por ello es necesario que esté bien oxigenada e hidratada para mejorar su funcionamiento y hacer frente a las diferente alteraciones que puedan aparecer. Tanto a las novias como a los novios les ofrecemos cuidados faciales, porque el rostro es la parte que más miradas atrae, para lo que recomendamos tratamientos personalizado dependiendo de cada tipo de piel que ayuda a que el maquillaje quede mucho más bonito y luminoso. También las manos juegan un papel muy importante en la ceremonia y por ello debemos de protegerlas y resaltar su belleza. Y no nos podemos olvidar de los pies, ya que son el soporte de nuestro cuerpo y mantenerlos cuidados nos ayudará a resistir la intensidad de ese día”.

“Lo ideal”, indica Anoro, “es ajustar los tratamientos a la necesidad de cada persona. Tanto en el maquillaje, en el que podemos hacer diferentes pruebas hasta encontrar aquello con lo que la novia se sienta ella misma potenciando su belleza natural, como en el resto de servicios”. Con una trayectoria de más de 18 años, Anoro sabe los momentos de estrés y nerviosismo que acompañan las semanas previas a la celebración. IRIDE regala un masaje corporal relajante que les ayuda a desconectar del agobio de los preparativos durante un rato. En el caso de los chicos, acostumbrados a cuidarse menos, la esteticista tudelana recomienda al menos para ellos, una limpieza facial y tratamiento para las manos.

Respecto al maquillaje, tanto para novias, como para madrinas e invitadas, Anoro reconoce que es algo muy personal. “El maquillaje es como el vestido de novia, hay un estilo que es con el que te sientes a gusto porque es el que va con tu personalidad. Hay que respetar cómo se maquilla la persona, resaltando rasgos faciales”.
Reconoce que las novias están muy concienciadas de la necesidad de cuidarse y que todas apuestan por ello. “El error lo cometemos después, ya que deberíamos ser constantes en el cuidado de nuestra piel. Y adquirir un hábito de limpieza y prevención de posibles alteraciones tanto en casa como en cabina; con unos productos adecuados es fundamental”, concluye.