Gorka García Izal, alcalde de Corella
Gorka García Izal, alcalde de Corella

Gorka García se dispone a vivir unas nuevas fiestas de San Miguel como alcalde de Corella. No son los sentimientos de las primeras, pero sí reconoce que van a ser especiales. «Hay una sensación de alegría, emoción y nervios después de dos años duros en los que no hemos tenido fiestas, pero sobre todo creo que hay mucha ilusión de ver Corella de nuevo en blanco y rojo. Personalmente es una cosa que me pone los pelos de punta», afirma.

¿Qué novedades destacan en la programación festiva?

Este año nos gustaría destacar todo el esfuerzo que se ha realizado por sacar adelante el Día del Vino, un acto en el que el ayuntamiento de Corella ha tomado las riendas con la colaboración total y absoluta de la peña El Tonel, que son quienes la han venido organizado hasta ahora, y que creo que es uno de los actos más destacados y representativos de nuestras fiestas.

En general, creo que se ha hecho un esfuerzo importante en sacar adelante una buena programación para todos los públicos, niños, adolescentes y mayores con un abanico de actos que vamos a poder disfrutar todos y todas.

¿Va a haber algún otro cambio en la programación?

Este año hemos decidido aligerar los actos previos que se celebran en el salón de plenos antes del lanzamiento del cohete. Vamos a mantener el acto de concesión de las subvenciones a las peñas pero vamos a trasladar a Navidad el reconocimiento que se hacía a los trabajadores municipales jubilados y a los Donantes de Sangre de la localidad.

El motivo es que entendemos que realizar estos dos reconocimientos antes del cohete hace que no se ponga en el valor que se merecen. Por eso estos actos se van a pasar a los días de Navidad en un acto que será exclusivo para ellos y que les dé el protagonismo que entendemos deben de tener estas personas.

Las fiestas son tradición, ¿cuáles son las más destacadas de Corella?

Está claro que el día del patrón. San Miguel el día clave de las fiestas de Corella, con la procesión por la ciudad y las calles llenas por todos los corellano. No tengo duda de que es una de las tradicionales más importantes de las fiestas de Corella.

¿Qué sensaciones le están transmitiendo los vecinos estos días previos al inicio de las fiestas?

Percibo que hay muchas ganas de hacer cosas y muchas ganas de participar. Hay mucha, mucha ilusión y, sobre todo, todo muchas ganas de fiesta.

¿Qué papel juegan y cómo valora el trabajo de los colectivos, peñas y asociaciones que se implican en las fiestas?

Desde julio, y en estos días previos, han sido muchas las reuniones reuniones que hemos tenido con todas las asociaciones que organizan actos y colaboran de un modo u otro en las fiestas. Creo que la labor de todos estos colectivos es maravillosa, siempre tratando de empujar para que tengamos unas buenas fiestas. Desde luego siempre van a contar con el apoyo del ayuntamiento para poder sacar adelante todos esos actos que organizan.

¿Qué espera de estos días?

Sobre todo que el tiempo nos acompañe. Creo que la programación que se ha preparado desde el ayuntamiento está muy bien y solo necesitamos que no nos falle la metereología. Van a ser unas fiestas muy participativas y con mucha gente, más este año en el que las empezamos en viernes. De eso no tengo ninguna duda. Muchos corellanos y corellanas que residen fuera aprovecharán para venir y disfrutar de la fiesta ya desde el cohete. Estoy convencido de que van a ser unas fiestas de mucha gente, de muy buen ambiente y que, desde luego, en las calles se va a respirar ese ambiente de fiestas y de ganas.

¿Qué petición le traslada a los corellanos y corellanas para estos días?

Yo creo que la gente de Corella no hay que decirle muchas porque ya conocen sus fiestas. Eso sí, les animamos a que salgan, a que participen en todos los actos, a que generen ese ambiente de alegría con el que llenamos nuestras calles y que seamos un ejemplo de respeto, de saber estar y disfrutar.

¿Y a los vecinos de las localidades riberas que van a acercarse estos días a Corella a disfrutar de sus fiestas?

Mucha gente que nos visita ya lo sabe, que se van a encontrar con una ciudad alegre, con una ciudad llena de color y en la que lo van a pasar bien.

Hemos visto como localidades como Ablitas o Cascante que celebraban sus fiestas en septiembre las han adelantado, ¿existe ese debate en Corella?

Aquí somos de tradiciones y las fiestas de Corella son del 23 al 30 de septiembre. Este año se han programado actividades el día 1 de octubre, que es sábado, por aprovechar más la coincidencia de unas fiestas que van a terminar en viernes. Pero las fiestas terminarán el 30 de septiembre a las 00:00 de la noche, como se ha hecho siempre y, desde luego en Corella no hay ningún movimiento ni petición popular de cambio de fechas.

Al margen de los festivo, ¿qué logros destacaría de este año a nivel municipal?

Este año ha sido como el año del despertar, de salir de esa maldita pandemia que nos ha paralizado un montón de proyectos. Ha sido un año de revolución y de intentar sacar adelante tantas cosas que teníamos pensadas.

Si hay que destacar algo sería el enorme trabajo y las conversaciones que se han mantenido con el Gobierno de Navarra y que nos permiten que tengamos muy avanzado el tema del polígono industrial que tanto hemos reclamado y por el que luchamos. Por fin parece que ve la luz y el vicepresidente Aierdi ya ha avanzado que en las próximas semanas podríamos tener la firma del convenio que impulsará su desarrollo. Lo considero un logro porque para Corella es fundamental tener este polígono. Es el futuro de la ciudad por lo que supone de asentamiento de industrias y creación de empleo. Además Corella tiene que ofrecer expectativas de futuro a la gente más joven. Creo que es uno de los logros más importantes y que lo vamos a conseguir antes de finalizar la legislatura.

¿Y qué retos deberá afrontar el ayuntamiento de Corella hasta el final de esta legislatura?

Tenemos un montón de proyectos que van a ver la luz para presentarlos al plan de estructuras locales que incluyen el arreglo de calles, la apuesta firme por la por la eficiencia energética, o la ampliación del Ayuntamiento, para lo que ya se adquirió la Casa de los Lizaso para poder hacer esta ampliación al mismo tiempo que mantenemos el patrimonio del barroco de nuestra ciudad. La situación de nuestro patrimonio arquitectónico nos preocupa y consideramos que tenemos que intentar mantener ese patrimonio que caracteriza a Corella con la ayuda de Gobierno de Navarra.

También vamos a contar con unos ingresos extras procedentes de los proyectos de energías renovables y queremos que eso se vea reflejado en la calles y que sirvan para mejorar Corella.

Artículo anteriorLos partidos del Mateo Muñoz RN, gratis para los abonados del Ribera Navarra
Artículo siguienteMaría Preciado: “Los calderetes, el plato fuerte para los jóvenes de Cadreita”