Andrés Agorreta

Andrés Agorreta, alcalde de Fontellas, reconoce que ni en el peor de sus sueños podía imaginar que el mundo viviría una pandemia como la de Covid19, que ha obligado al Ayuntamiento a suspender sus fiestas patronales en honor a la Virgen del Rosario, que se deberían haber celebrado del 2 al 6 de septiembre. Lo mismo ha ocurrido con las de otoño, antes conocidas como la fiesta del Cazador, que los fontelleros disfrutaban el primer fin de semana de octubre.
¿Quizá la decisión más dura que ha tomado como alcalde?
Efectivamente, pero desde el Gobierno de Navarra nos recomiendan suspender las fiestas para evitar contagios masivos y tenemos la obligación de hacerlo. Es una medida muy acertada y, en este momento, debe imperar la responsabilidad de todos y debemos seguir las instrucciones de las Autoridades Sanitarias, al pie de la letra. Entre otras cosas, porque a Fontellas siempre vienen muchos visitantes de otras localidades. Ya vendrán años mejores.
¿Qué le dicen sus vecinos?
Estoy muy orgulloso y contento por su actitud porque todos estamos convencidos de que, unidos, vamos a conseguir ganar la guerra al virus. No hay otra manera de combatir a la Covid19. Los fontelleros estamos muy concienciados de que hay que hacer las cosas bien, y eso que no hemos sufrido contagios graves entre nuestros vecinos, porque, si los hubiera habido, seguro que nos lo hubiéramos tomado todavía más en serio. Todos tenemos que mentalizarnos que debemos un respeto muy grande a los sanitarios que están velando por nuestra salud, y debemos evitar por todos los medios que ellos se contagien.
Desinfecciones
¿Qué acciones sigue tomando el Ayuntamiento para combatir al virus?
En primer lugar quiero elogiar y agradecer la colaboración vecinal cuando realizábamos las fumigaciones porque retiraban los coches para que pudiéramos trabajar en perfectas condiciones. En las piscinas municipales las normas establecidas se llevan a rajatabla para evitar contagjos, así como las instalaciones deportivas, que están cerradas pero las actividades que se pueden desarrollan son al aire libre. Los parques se desinfectan con regularidad porque sabemos que se utilizan y queremos que los vecinos estén seguros. En definitiva, que las medidas de seguridad son extremas, suponen un gasto extra, pero es en beneficio de todos. El Ayuntamiento sigue trabajando a tope para que todo vaya bien.