Parcela en la que se plantea el proyecto de instalación de una gasolinera

El ayuntamiento de Tudela ha denegado el expediente de actividad clasificada promovido por la empresa Plenoil S.A. para construir una gasolinera en la calle Alhemas. El alcalde, Alejandro Toquero, ha explicado que la denegación se fundamenta en los informes desfavorables de la Policía Local de Tudela, los Bomberos y las alegaciones que se han presentado al proyecto.

Toquero ha reconocido el esfuerzo del área de Urbanismo para trabajar este expediente que había provocado el rechazo de los vecinos, que se han movilizado en las últimas tres semanas, dentro de la legalidad. «No olvidamos que trabajamos siempre por y para mejorar Tudela y solucionar los problemas de los tudelanos. Eso es la política», ha comentado al dar a conocer la postura de su equipo de gobierno.

El área de Urbanismo basa su decisión en los informes contrarios redactados por la Policía Municipal y Bomberos de Navarra a los que hay que añadir las 13 alegaciones que han planteado los vecinos y formaciones políticas como Izquierda Ezkerra y el Partido Socialista. La Policía Municipal insiste desde el inicio en las afecciones que el proyecto ocasiona al tráfico de la zona, en una calle sin salida, con dificultad para maniobras los vehículos de transporte y suministro. Por su parte, Bomberos de Navarra ha reconocido las dificultades para maniobrar con sus vehículos en la zona en caso de que tuvieran que intervenir.

Toquero no descarta que la promotora del proyecto recurra la decisión de la Junta de Gobierno, aunque considera que los argumentos para justificar su decisión están bien atados. «No lo llevamos a la junta con flecos, por eso hemos tardado tanto», ha explicado.

El proyecto se presentó en el ayuntamiento el pasado 30 de marzo, cuando la población estaba confinada, y los vecinos tuvieron conocimiento del mismo en la primera quincena de septiembre.

 

Solar en el que se plantea el proyecto

A partir de ese momento comenzaron a movilizarse para conseguir el apoyo del resto de portales de la zona, en el resto de la calle Alhemas, la calle Albares, la calle Albala, Amigos del País y Avenida de las Merindades, y elaborar un documento de alegaciones al proyecto.

Desde el inicio han alertado del riesgo que supone esta instalación y que la distancia a las viviendas «pone en peligro la seguridad de muchísimos vecinos. En el caso de Tudela, creemos, que se trata de un peligro injustificado puesto que ya existen suficientes gasolineras dentro del casco urbano y otras tantas que se albergan en las afueras, donde creemos que son más aconsejables».