Los vecinos junto al solar en el que se plantea el proyecto de la gasolinera

Los vecinos de la Calle Alhemas 4 han comenzado a movilizarse para rechazar la instalación de una gasolinera en un solar situado frente a sus viviendas. El proyecto, denuncian, se presentó en el ayuntamiento el pasado 30 de marzo, cuando la población estaba confinada, y y tuvieron conocimiento del mismo por casualidad la semana pasada, momento en el que empezaron a organizarse.

A lo largo de esta semana han podido reunirse con el alcalde de Tudela, Alejandro Toquero, y el concejal de Urbanismo, Zeus Pérez, que les han informado de la situación en la que se encuentra el proyecto y que el papel del ayuntamiento está siendo de mero tramitador del proceso, ya que se trata de un tipo de actividad contemplada entre los posibles usos de la parcela.

Hasta el momento, el único escollo con el que se ha encontrado el proyecto han sido los informes realizados por la Policía Municipal de Tudela, que desaconsejan la implantación de la gasolinera al tratarse de una calle estrecha, sin salida, y con dificultad para que los camiones puedan maniobrar en las tareas de carga y descarga. Pese al informe desfavorable, la empresa presento alegaciones que han vuelto a ser contestadas de manera desfavorable por la Policía Municipal.

Solar en el que se plantea el proyecto

Pese a ello, los vecinos relatan que el pasado jueves se encontraron con un camión haciendo maniobras junto a técnicos de una firma de ingeniería por lo que sospechan que la empresa no ceja en su empeño de instalarse en la zona.

Por ello, los vecinos de la calle Alhemas 4 han comenzado a movilizarse para conseguir el apoyo del resto de portales de la zona afectada, en el resto de la calle Alhemas, la calle Albares, la calle Albala, Amigos del País y Avenida de las Merindades, elaborar un documento de alegaciones al proyecto y expresar su rechazo con el mayor número de firmas.

De momento ya se ha puesto en marcha una campaña de recogida de firmas en la plataforma Change.org en la que, por una Tudela más limpia y segura, rechazan la instalación de gasolineras en el casco urbano de Tudela, en una zona muy cercana a una gran cantidad de viviendas y muy cerca de la plaza del mismo municipio (Plaza Nueva). Además, es una calle sin salida.

En su petición alertan que la distancia a las viviendas «pone en peligro la seguridad de muchísimos vecinos» y aportan documentación en la que un estudio demuestra como las emanaciones de este tipo de instalaciones pueden alcanzar los 100m de distancia.

También recuerdan que algunos municipios ya han elaborado ordenanzas que establecen, al menos, una distancia de 200 metros entre las nuevas gasolineras y las viviendas y han pedido al ayuntamiento que tramite una propia que no permita que se sitúen nuevas estaciones de servicio a menos de 200m de distancia de los núcleos de viviendas.

«En el caso de Tudela, creemos, que se trata de un peligro injustificado puesto que ya existen suficientes gasolineras dentro del casco urbano y Otras tantas que se albergan en las afueras, donde creemos que son más aconsejables», señalan en su petición.