Inicio Opinión ¿De qué sirve una Concejalía de Medio Ambiente si no defiende nuestro...

¿De qué sirve una Concejalía de Medio Ambiente si no defiende nuestro medio ambiente más cercano?

Ecologistas en Acción de Navarra lamenta profundamente que el Equipo de Gobierno de Navarra + en el Ayuntamiento de Tudela no haga nada para proteger a la efímera Ephoron virgo y que hayan votado en contra en la moción presentada a Pleno.

Nuestra entidad se muestra muy decepcionada con la decisión del Equipo de Gobierno de no atender la grave y crítica situación en la que se encuentra esta especie, que recordemos es un bioindicador de la calidad de las aguas. La terrible merma de este invertebrado nos está alertando de algo muy grave en el ecosistema del río.

Desde nuestra entidad nos preguntamos de qué sirve una Concejalía de Medio Ambiente si desde la misma no se defiende ni siquiera nuestro medio ambiente más cercano. Resulta bochornoso que quien tiene la obligación y el deber de cumplir con su cargo, y que recibe una retribución pública por ello, no haga absolutamente nada por tratar de salvar a este ser vivo.

La Concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Tudela demuestra no tener capacidad, ni la mínima voluntad para resolver este problema. Porque un representante que está al cargo del medio ambiente en la ciudad debería haber sabido gestionar el problema, tratando de compaginar la defensa de la Biodiversidad con la supuesta falta de seguridad o las características del alumbrado en la zona del puente del Ebro. Aún estamos esperando respuesta a nuestra solicitud de reunión realizada hace un año con responsables de Policía Municipal, dicha concejalía, el naturalista experto José Antonio Martínez y representantes de nuestra asociación para buscar soluciones ante el alarmante declive de la especie.

Resulta inconcebible que un ayuntamiento, la administración más cercana, y en este caso competente en el tema del alumbrado público, no actúe ante el problema que genera a las efímeras la contaminación lumínica. Recordamos que el nuevo puente de Tudela, al sur de la ciudad, no tiene iluminación, y perfectamente el puente medieval podría no iluminarse durante las primeras dos horas del ocaso desde el 15 de agosto al 15 de septiembre. O que incluso podría cerrarse al tráfico si se considera que no es seguro, desviando el tráfico por el puente nuevo, como se hace en algunas ciudades de Hungría o Alemania donde se ponen en valor las efímeras.

Es sonrojante que esta concejalía sí que encuentre la financiación y las ganas para poner costosas papeleras de chicles o celebrar actos taurinos minoritarios y ruinosos, y que no haga absolutamente nada en temas importantes que son de su competencia. Porque en el Pleno ni siquiera han aprobado solicitar al Gobierno de Navarra que realice un estudio al objeto de intentar averiguar el porqué de este alarmante desplome de esta población de efímeras, algo muy posiblemente relacionado por algún contaminante u otro tipo de problema relacionado con las aguas del Ebro. Políticos así, que no muestran el menor interés por la biodiversidad, ni tampoco son capaces de proteger el Patrimonio Natural, debieran quedar totalmente invalidados para ostentar un cargo público de gestión del Medio Ambiente.

Por nuestra parte vamos a seguir haciendo todo lo posible para defender a este bioindicador, a este insecto que forma parte de nuestro Patrimonio Natural, de la historia y la vida de los tudelanos, y que en apenas cuatro años, volvemos a recordar, ha sufrido un desplome en torno al 95 % de sus población, lo que la sitúa ante el mismo umbral de la extinción. Seguiremos hablando también con Gobierno de Navarra, exigiéndole que tome cartas en el asunto. Y tratando de divulgar el modo de vida y la importancia de esta efímera. De hecho, ya nos hemos puesto en contacto con dos científicos, preparando la próxima SEMANA DE LAS EFÍMERAS, que recordemos será la segunda edición, tras la primera de este año.

Ecologistas en Acción de Navarra

Artículo anteriorFinalizados los trabajos de reparación de la N-113 a su paso por Cintruénigo y Fitero
Artículo siguienteLos médicos denuncian la falta de profesionales en el área de salud de Tudela