Axel "volo" junto al dócil ganado en la transhumancia urbana de Cortes

Axel Loscos García apenas tiene 5 añitos y las mismas ilusiones que todos los niños de su edad, pero la vida le ha puesto una prueba muy dura ya que sufre la enfermedad de fémur corto congénito. Pese a ello, y con la ayuda de sus padres, luchan con entusiasmo para superar todas las barreras que les van surgiendo en el camino. Una lucha canalizada a través de GERNA (Grupo de Enfermedades Raras de Navarra), con la que están dando importantes pasos hacia delante para conseguir sus objetivos.

Axel tiene una mirada preciosa y una sonrisa algo pilla con la que transmite todas sus emociones. Una de ellas fue participar en la Transhumancia Urbana que se celebró en Cortes durante las pasadas fiestas de San Miguel Arcángel. Un sueño que consiguió hacer realidad gracias a la colaboración de uno de los pastores de la ganadería que ese día protagonizaba este acto tan entrañable. Y es que este experto pastor, con una habilidad tan espectacular como emocionante, supo tirar y conducir con maestría de la silla de ruedas en la que estaba sentado el pequeño.

Durante el recorrido, Axel disfrutó como nadie de ese momento, que fue único para él, y su sonrisa y su mirada se hicieron más grandes porque, en su particular carrera de superación, volvió a hacer realidad otro de sus sueños.