Grupo Danzas Yona de Cortes

El Grupo de Danzas Yona forma parte indisoluble de la actividad folclórica y cultural de esta localidad desde que echó a andar hace 21 años. En la actualidad está compuesto por 50 personas entre adultos y niños y una de sus caras más visibles es la de Ainhoa Loscos Sanz.
El Grupo de Danzas Yona de Cortes está presente durante las fiestas de San Miguel en la procesión del día 29, despertando entre los vecinos una gran admiración. Uno de los momentos más esperados es el día de paloteado txiki en la que se hace la representación del paloteado junto con el grupo de personajes infantiles. “Además, casi todos días, en la Plaza del Ayuntamiento, después de las vacas de la tarde, se hacen bailables en donde participa todo el mundo que quiere, a ritmo de los gaiteros de Cortes o la Banda Municipal”, recuerda Ainhoa Loscos.


La formación vive con la lógica tristeza la suspensión de las fiestas. “Pues esto para nosotros supone todo porque nacimos para seguir la tradición y crear cantera del paloteado y, sobre todo, para que todo el mundo en fiestas pueda bailar en cuanto oigan sonar las gaitas. Si no hay fiestas no podemos bailar”, reflexiona.
Y es que la pandemia ha cambiado por completo la vida del mundo, y esta formación no es una excepción. “Hemos suspendido todos los ensayos y, por ahora, tampoco podemos empezar el nuevo curso. No sabemos si habrá Olentzero en Navidad, que sería el siguiente festival después de San Miguel, y si las cosas están mejor quizá en primavera podamos retomar ensayos al poder hacerlos al aire libre y con la esperanza de hacer festival en mayo”, explica.
Ainhoa Loscos confiesa que personalmente la situación la gestiona con mucha tristeza. “Para mi las danzas son parte de mi vida y este mes de septiembre en concreto, tanto Leyre como yo estamos a tope de ensayos pues estamos preparando las fiestas con los chavales y también tenemos los cursos de prefiestas con adultos. El pasar de 100 a 0 es muy raro y si lo pienso me pone triste. No es mi normalidad”, indica.


Estos días van a generar en los vecinos la lógica nostalgia de unas fiestas que son esperadas con auténtico entusiasmo, porque son las únicas vacaciones del año para muchos vecinos. Por eso, desde el Grupo de Danzas Yona, hacen un llamamiento a la responsabilidad de todos. “Después de ver lo que ha sucedido en otros sitios en las No fiestas pediría que fuéramos responsables y que, si hay encuentros, sean con mucho cuidado para que no pase lo mismo. Cuando veas las barbas del vecino cortar….. ya sabes.
Ainhoa Loscos no tiene claro que la solución a la pandemia esté tan cerca como para que San Juan, San Miguel se puedan celebrar en 2021. “No lo se, no quiero adelantarme a ningún acontecimiento. Después de este año tan extraño prefiero no pensar. Quizá a partir de ahora, entre que salen vacunas y se hacen más test a la población, la celebración de fiestas puedan ser diferentes y tengamos que acostumbrarnos a esta forma de vida hasta que pasen unos años y todo esto se normalice.


Finalmente, adelanta que los vecinos no se van a quedar sin nada en estos Sanmigueles. “Ya que las fiestas no van a ser de forma presencial, invito a disfrutar de las fiestas virtuales que se están preparando, y en concreto, invito a mis vecinos que les gustan las danzas a que bailen a ritmo de las gaitas desde MI CASA FEST de Facebook. Como siempre os digo para que las tradiciones sigan vivas: ¡Nunca dejéis de bailar¡”.