Las autoridades municipales con los donantes homenajeados
Publicidad

El ayuntamiento de Corella reconoció a los donantes de la localidad que este año han recibido las medallas de Plata y Oro que concede ADONA por su compromiso, y a Joaquín Rico, corellano que este año se ha jubilado como trabajador del ayuntamiento de la localidad.

Reconocimiento a los donantes

El alcalde de Corella, Gorka García reconoció que el homenaje del ayuntamiento es un acto humilde pero emotivo, «con el que se quiere reconocer un gesto hermoso que contribuye a dar vida y esperanza a los demás. Un reconocimiento a todos los que de forma tan generosa y altruista realizáis una labor solidaria y humana. La sangre es vida y donar sangre es un gesto de amor que contribuye a dar vida. Sois una familia que tiene que seguir creciendo. Enhorabuena de corazón y muchas gracias», señaló.

Los corellanos que han protagonizado este acto este año han sido Daniel Arellano Ochoa, Javier Fernández Mellado y Merche García León. También Luis Juan Pérez Muñoz, Yolanda Ricobene Liroz, Alberto Sesma Galán, todos ellos reconocidos este año con la insignia de plata que concede ADONA por haber sumado más de 25 donaciones.

El reconocimiento a los donantes de sangre lo cerró Miguel Ángel Arellano Bermejo, que este año ha recibido la insginia de oro de ADONA por haber alcanzado las 50 donaciones.

Patricia Cueva, María José Mellado, Pilar Pérez, Joaquín Rico y Gorka García
Homenaje a los empleados municipales jubilados

La segunda parte del acto dio el protagonismo a Joaquín Rico, empleado municipal que se ha jubilado en 2022 como trabajador del ayuntamiento de Corella.

El alcalde, Gorka García, reconocía que se trata de un reconocimiento hecho «desde el corazón y la calidez de todos los corellanos y corellanas. Un homenaje que simboliza el reconocimiento de la ciudad haca ti y la gratitud de estos años de servicio público en los que tu profesionalidad ha estado presente en cada instante dando lo mejor de tí a todos los ciudadanos de Corella».

Por su parte el homenajeado, Joaquín Rico, aseguró que ha sido una satisfacción poder trabajar en su pueblo. «He nacido en la calle de la Merced y soy corellano, y eso es un orgullo que he querido llevar siempre en el corazón. Me fui a Zaragoza joven y lo cierto es que no pensaba volver antes de la jubilación. Pero hacerlo antes y trabajar para el ayuntamiento ha sido una experiencia inmejorable. Han sido 8 años en el que todos los concejales han depositado su confianza en mi, he participado en muchos de los proyectos que se han puesto en marcha y tengo que decir que se ha hecho todo siempre en favor de la ciudadanía. He tenido unas compañeras y compañeros inmejorables, tanto en el ayuntamiento como en todos los colectivos en los que ha participado. Me habéis hecho feliz con el cariño con el que me habéis tratado, muchísimas gracias», señalaba el homenajeado.

Publicidad
Artículo anteriorEl lunes 9 comienzan las obras de las calles Trinquete, Misericordia y Pelairea
Artículo siguienteMª Teresa Jarauta y Automoción Lainez ganan el concurso de decoración navideña de Murchante