Mayte Espinosa

Mayte Espinosa Sáenz, alcaldesa de Buñuel, hizo una apasionada defensa del comercio local en la presentación de la campaña de ayuda al Comercio Circular y de Cercanía de la Ribera Sur, impulsada por las cinco localidades que la componen: Buñuel, Cabanillas, Cortes, Fustiñana y Ribaforada.
La primera edil buñuelera recordó que cuando finalizó el Estado de Alarma les preocupaba mucho en qué situación iban a quedar los comercios de sus pueblo. “Ellos eran los más afectados por la pandemia y desconocíamos cómo tenían que abrir sus puertas para cumplir todos los requisitos de las Autoridades Sanitarias, en la nueva normalidad”.
No obstante, dejó claro que los alcaldes se comprometían a ayudarles de alguna manera por ese esfuerzo tan grande que hacía el pequeño comercio, tras la fuerte crisis abierta por los efectos negativos del Coronavirus.”Los comercios de nuestros pueblos son el corazón, son nuestra vida, son en los que si todos salimos a comprar nos encontramos con nuestros vecinos. Es el motor que mueve nuestro día a día, de la misma manera que también mueve la economía de nuestras localidades”, señaló.
Mayte Espinosa apuntó que la Covid -19 ha demostrado que en los pueblos se puede comprar casi todo. “En cualquier caso, también es verdad que, si no lo disponemos en nuestra localidad, lo podemos adquirir en los municipios más cercanos. De ahí nace la idea de unirnos las cinco localidades para crear un plan de trabajo en el que ayudemos a ese relanzamiento de los comercios y, sobre todo, vamos a fomentar esa economía circular de la que tanto se habla. Esto es lo que da sentido a esta campaña de ayuda al Comercio Circular y de Cercanía de la Ribera Sur”, concluyó.