Inicio Opinión Aves esteparias en peligro de extinción, dañadas por el incendio en Bardenas...

Aves esteparias en peligro de extinción, dañadas por el incendio en Bardenas y las motos en Ablitas, por Ecologistas en Acción de Navarra

Ecologistas en Acción de Navarra denuncia los daños que están sufriendo la Alondra ricotí, la Ganga Ibérica, la Ganga ortega y la Terrera marismeña así como sus hábitats, con los recurrentes incendios en el polígono de tiro de las Bardenas y la circulación de motos campo a través en los montes de Ablitas.

La Alondra ricotí acaba de declararse en peligro de extinción, en una decisión coordinada del Gobierno Central y las comunidades autónomas, por encontrarse en una situación dramática, con un desplome de sus poblaciones del 40% en estos últimos diez años. Esta especie no se encuentra en ningún país europeo, salvo en España, aunque con poblaciones muy reducidas y fragmentadas en Navarra, Aragón, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Murcia y Andalucía, si bien en esta última comunidad autónoma se encuentra prácticamente extinta. Las otras especies de aves esteparias: Ganga ibérica, Ganga ortega y Terrera Marismeña están catalogadas como en Peligro de Extinción y Vulnerables.

La razón para este desplome de la Alondra ricotí es el abandono de un modelo agropecuario tradicional, basado en la ganadería extensiva de ovino sobre pastizales esteparios de herbáceas y leñosas. La transformación de las agroestepas en superficies de cultivos leñosos o intensivos de regadío, y la matorralización y pérdida de la estructura vegetal por el abandono del pastoreo suponen un daño irreversible para estas especies. A estas amenazas se les suman, para más gravedad, la pérdida de hábitat por la implantación de polígonos de aerogeneradores y de paneles fotovoltaicos, ambos completamente incompatibles con la especie.

A estas situaciones generales en Navarra se les suman otras. El polígono de tiro de las Bardenas no forma parte del parque natural de Bardenas, pero sí que forma parte de la Zona de Especial Conservación. Esta figura de rango europeo y la protección de las aves esteparias en peligro de extinción o vulnerables no están siendo efectivas. El incendio de este pasado miércoles en el polígono de tiro mientras se realizaban maniobras con fuego real es otra de las amenazas que sufren estas especies, que cuentan en Navarra con reducidas poblaciones, muy fragmentadas por múltiples infraestructuras, entre otras por una autopista y una autovía paralelas junto a múltiples barreras de tendidos eléctricos y aerogeneradores con dimensiones verdaderamente gigantescas. Cruel condena la que sufren las aves esteparias en el polígono de tiro de las Bardenas a las que hemos dado a elegir entre el arado o los bombardeos. La Alondra ricotí y la Terrera marismeña, persisten en ese lugar de las Bardenas porque esa zona no se ha roturado desde 1951, año de creación del polígono de tiro, y recibe puntuales pastoreos, que mantienen de manera adecuada la altura específica de la vegetación que requieren estas especies. Se ha condenado a estas aves a vivir una especie de cadena perpetua con constantes maltratos, frente a su pena de muerte que hubiera significado roturar esa zona para el cultivo. Desde Ecologistas en Acción de Navarra volvemos a pedir el desmantelamiento del polígono de tiro de las Bardenas convirtiéndolo en reserva integral, y realizando una adecuada gestión medioambiental de pastoreo para preservar las especies.

Otro de los lugares que está siendo dañado su hábitat gravemente en Navarra son los montes de Ablitas. Las motos vuelven a circular campo a través en esta zona con importantísimos valores medioambientales a nivel europeo causando importantes afecciones a las aves esteparias, como por ejemplo la Alondra ricotí. Tras la sanción administrativa a un motorista por parte de Medio Ambiente de Gobierno de Navarra, parecía que los motoristas habían elegido otras zonas. Lamentablemente vuelven a esta zona protegida, en la que crean grandes surcos a través de decenas de kilómetros, descarnando la vegetación natural así como provocando profundas erosiones y la emisión de ruidos. Desde Ecologistas en Acción de Navarra volvemos a solicitar mayores controles policiales y campañas de concienciación para poner en valor este territorio, que junto al avance de los polígonos renovables o del regadío, son otros de sus terribles daños.

El incendio en Bardenas y el daño de las motos en Ablitas, ambos acontecidos esta misma semana, suponen un daño medioambiental en dichos hábitats, y se producen en el periodo más crítico para estas especies, el periodo de cría, lo que puede conllevar el abandono de los nidos o bien su pérdida por el fuego o el aplastamiento de sus huevos y polladas bajo las ruedas. Hechos gravísimos que se repiten y que ponen en serio peligro a las especies en esas zonas, precisamente sus últimos refugios dentro de Navarra.

Finalmente desde Ecologistas en Acción de Navarra pedimos nuevamente a Gobierno de Navarra que ponga en marcha el plan de conservación y recuperación de estas especies: Alondra ricotí, Terrera marismeña, Ganga ibérica y Ganga ortega. Un plan no realizado por Gobierno de Navarra, pese a que estaba obligado desde que estas especies se catalogaron desde hace años en la categoría de en peligro de extinción o/y vulnerable, acumulando muchos años de dejación en sus funciones.

Ecologistas en Acción de Navarra