Agrupación de Auroros de Fontellas

La vida social y cultural de Fontellas no podría entenderse sin la presencia de la Agrupación de Auroros, un colectivo que este 2021 cumple precisamente 15 años desde su fundación oficial. Y es que fue en 2006 cuando arrancó este colectivo, aunque algunos años antes ya se había recuperado la tradición, “pero sólo se salía a cantar la aurora el día de la Patrona”, tal y como ellos mismos matizan.
La sede social se encuentra en la Casa de Cultura de Fontellas, que es donde realizan los ensayos las 30 personas que aproximadamente componen esta formación musical.
¿Cuales son los pilares fundamentales de los Auroros en cuanto a su filosofía y razón de ser?
A los auroros nos une el amor a la música, pero la agrupación también es importante porque semanalmente, a lo largo del año, nos juntamos para ensayar y esto hace posible una mejora de la relación y la convivencia.
¿Qué actividades desarrollan a lo largo del año en una situación normal, es decir, sin pandemia?
Antes de la pandemia teníamos bastantes actividades a lo largo del año. Salíamos a cantar la aurora el día de la Patrona en las fiestas de septiembre y el día anterior participábamos en la ofrenda de flores. La siguiente salida era en octubre, para la fiesta de la Virgen del Rosario. Además también cantábamos auroras el día san Isidro y el de san Francisco Javier.
Por otra parte antes de Navidad, con la colaboración de los alumnos y alumnas del colegio, organizábamos un concierto de villancicos en la iglesia parroquial. A comienzos de verano, para refrescar el ambiente, dábamos un pequeño concierto de habaneras, y participábamos todos los años en la Concentración de Auroros de Navarra. También, de forma puntual, hemos colaborado en actos con la Escuela de Música de Fontellas o en otros organizados por el Ayuntamiento.
¿De qué forma ha influido la pandemia en el desarrollo de las actividades de los Auroros?
Desde el comienzo de la pandemia se han cancelado todas las actividades de la agrupación.
¿Qué le aportan los Auroros a la localidad?
Una vez que haya garantías sanitarias suficientes, nos conformamos con poder retomar las actividades que hacíamos anteriormente.
¿Qué necesidades tiene el colectivo?
Como colectivo no tenemos grandes necesidades. Sí que nos gustaría que se fuesen incorporando nuevas personas, que eso siempre da vitalidad y mejora a un grupo.
¿Qué cuota anual pagan?
Al comienzo se pagaba una cuota anual, pero como los gastos son muy reducidos los últimos años no se paga. El mayor desembolso era el desplazamiento en autobús para acudir a la Concentración de Auroros de Navarra, pero lo cubrimos con la aportación que hace el Ayuntamiento a las asociaciones de la localidad.
¿Qué destacarían de la colaboración con el Ayuntamiento?
La relación con el Ayuntamiento es excelente y nos ha apoyado desde el principio, tanto facilitándonos un local para ensayar, como con la aportación económica que nos hace todos los años.
¿Qué le aportan los Auroros a la localidad?
Pensamos que a los vecinos les aportamos, o al menos es lo que intentamos, un poco de alegría y buen ánimo cuando recorremos las calles con las auroras y las canciones. Siempre hay personas que nos invitan a desayunar o a tomar algún refrigerio que, sobre todo en las mañanas frías, se agradece mucho.
¿Cual es el momento más emocionante de las fiestas patronales para los Auroros?
El momento más emocionante es el de la ofrenda de flores a la Patrona la víspera de su festividad, es un acto entrañable en el que participan gran parte de los vecinos del pueblo.

Artículo anterior¿Y si pudieras estudiar lo que quisieras sin pensar en tu edad?
Artículo siguienteLa película Surcos, de Julio Mazarico, vuelve a Tudela