Inicio Opinión Anulada la modificación de plantilla 2019 del ayuntamiento de Tudela, por LAB

Anulada la modificación de plantilla 2019 del ayuntamiento de Tudela, por LAB


El recurso presentado por ELA, LAB y Solidari ha sido estimado por el TAN (Tribunal
Administrativo de Navarra), que declara la nulidad de la modificaión de plantilla por no haber respetado la negociación previa con la representación sindical.

NA+ entró al ayuntamiento de Tudela con su mayoría absoluta como un elefante en una cacharrería, llevando su propuesta de modificación de plantilla a la representación sindical solo a mero título informativo, con el argumento de que, tratándose de decisiones sobre puestos de su confianza no tenía ninguna obligación de negociar.

Es por esta actitud antidemocrática, que vulnera el derecho de negociación contemplado en la normativa de las administraciones navarras, que los tres sindicatos recurrieron al TAN, no sin antes presentar sus alegaciones ante el propio ayuntamiento. Todas ellas fueron desoídas con el mismo argumento, “no es materia de negociación las decisiones adoptadas en la plantilla de 2019” argumento que el mismo TAN recoge en su resolución para determinar la nulidad de la decisión de NA+.

Las modificaciones que hoy quedan anuladas son en el nombramiento de libre designación  a dedo) del Jefe de Policía municipal con una subida salarial del 11% y un incremento salarial del 29% para el puesto de Secretaría de alcaldía, también de libre designación.

Si bien Na+ puede decidir con su mayoría absoluta recurrir la decisión al contenciosoadministrativo, los tres sindicatos esperan que, en ejercicio de su responsabilidad y evitando el riesgo de causar un gasto innecesario a la ciudadanía tudelana, acaten la decisión y retrotraigan las plantillas 2020 y la modificación del 2019 a su punto inicial de negociación. La plantilla 2020 incluye la modificación anulada, y también fue recurrida en los mismos términos.

Exigimos que, en consecuencia de la anulación dictada, se suspendan esas subidas salariales y procedan a la devolución de la diferencias percibidas desde entonces; lo mismo que se le exigiría a cualquier persona contratada al servicio del ayuntamiento.