Verónica Gormedino
Verónica Gormedino, concejala de Festejos del ayuntamiento de Tudela

Verónica Gormedino vuelve a asumir las riendas del área de Festejos en esta nueva legislatura. Lo hace con la ilusión de tener cuatro años por delante para dar nuevos toques a las fiestas que se celebran en la capital ribera y tratando de olvidar esos dos años en los que el blanco y rojo se quedó en el armario por culpa de la pandemia. El reto que se marca, comenta con decisión, es que el año siguiente siempre supere el anterior.

¿Qué supone volver a asumir la concejalía de festejos en esta nueva legislatura que acabamos de comenzar?

La verdad que la misma responsabilidad que había habido hasta ahora y, sobre todo, muchísima ilusión. De los cuatro años de esta última legislatura, dos fueron de pandemia. Uno no hubo nada y el otro llegaron las invenciones de Santanica de mi Alma o San Queremos. Pero nunca con el formato que nos hubiera gustado disfrutar a todos. Esta vez espero retomar y llevar a cabo todas las ideas que tengo y que no pude plasmar en la anterior legislatura.

Y aún así, ¿se podrán superar las fiestas del pasado año?

Espero superarlas también. El año pasado fue volver a encontrarse con las fiestas. El todo, casi no hacía falta hacer nada. Fue la demostración de que las fiestas no las hago yo o el ayuntamiento, las hacen los tudelanos, las tudelanas y toda la gente de fuera que viene a visitarnos. Evidentemente hay que programar, pero esos actos tienen que tener el acompañamiento del público.

¿Qué ideas son esas que poco a poco va a ir llevando a cabo?

Al igual que el año pasado quise engalanar la ciudad este año he querido volcarme en el cohete, pero lo que va a ocurrir ese día va a ser una sorpresa. Quiero que sea un cohete especial. Es el momento más importante de las fiestas. Es un momento donde todos somos iguales. Es para todos, el inicio de las fiestas, y este año quiero que sea diferente con esta sorpresa que nos va a animar, mantenernos con ilusión y, también, que puede dar que hablar. Lo único que puedo decir es que quien no se quiera perder nada deberá de estar en la plaza desde las 11:40h.

¿Pero el cohete es un acto que necesita poco para ser grande?

Y así lo creo. Pero hay que dar inicio a las fiestas con alegría. Si empiezas el cohete con alegría, ya te vas por las calles con alegría. No puede ser que siempre sea igual o que apenas haya diferencia de un año a otro. A mi me gusta volcarme con las cosas y este año he decidido volcarme tanto con el cohete como con los espectáculos infantiles.

¿Qué novedades van a poder disfrutar los más pequeños?

Los espectáculos infantiles los vamos en la Plaza Constitución y van a ser mucho más completos. Va a haber teatro, marionetas, fiesta de la espuma combinados con otras actividades de manera que se cree una especie de Mini Feria en la Plaza de la Constitución.

Habla de las ferias, ¿no se plantearon dejarlas en el Prado como siempre?

Tienen que salir de la ubicación que han tenido tradicionalmente y que todos hemos aceptado hasta ahora como la mejor. Su salida es una obligación, una imposición que a nadie nos gusta. A todos nos gustaba la feria en la ubicación que estaba. Pero bueno, la vida cambia, las leyes cambian, las cosas cambian y hay que aceptarlo. Es cierto que todos queremos la feria como en el centro de la fiesta, pero es que en el centro no hay espacio para una feria.

¿Y teme que pueda pasa lo mismo con los Fuegos Artificiales?

Los fuegos se mantienen en el sitio que están y hasta donde sé no ha habido ningún tipo de comunicación de que no se puedan hacer. Pero en el caso que tuvieran que cambiarse, que ya lo estuvimos mirando el año pasado, sería difícil cumplir con lo que se requiere.

¿Dónde se van a notar los toques de Verónica Gormedino en fiestas?

Además de lo que ya te he contado en el cohete creo que es muy importante en el programa la apuesta que se ha hecho por lo local. Fue una apuesta mía que, por lo menos, un tercio de la programación organizada directamente por el Ayuntamiento tenían que protagonizarla gente de casa. Yo no entiendo unas fiestas sin los tudelanos y las tudelanas, como tampoco entiendo unas fiestas sin los artistas que tiene Tudela.

De esta manera, todo lo que organiza directamente el Ayuntamiento va a ser en un 80 o 90 por ciento protagonizada por artistas locales. Nuestro compromiso lo tenemos con Tudela y es algo que debemos defender.

¿Se puede mejorar y hacen cambios en algo tan tradicional como la procesión?

Es otra de las cosas a las que quiero darle más importancia a este año. Quiero que los puntos donde se cantan jotas estén más marcados, que haya más pétalos en el recorrido y que todas las banderas de Santana estén solo en el recorrido.

Son pequeños detalles que considero importantes porque creo que una ciudad que celebra algo debe de estar engalanada y preparada para ello y que todo el que venga de fuera vea que en Tudela hay algo diferente porque la ciudad está celebrando sus fiestas.

¿Se mantienen los almuerzos populares que se estrenaron el pasado año?

Se mantienen y se mejoran. El año pasado resultaron un éxito, pero resultaron un poco escasos. Este año vamos a cambiar el trocito de pan con chistorra por un bocadillo y también vamos a ir cambiado las ubicaciones. Hemos llevado uno a la Plaza Padre Lasa. El de la Magdalena lo hemos cambiado por la Plaza Vieja junto al ayuntamiento.

Recientemente aprobaron las subvenciones a las peñas y parece que no todas han quedado contentas con el criterio que se ha seguido.

Es algo que ya viene del año pasado y que afecta a la Peña La Jota. El pliego deja claramente especificado que las actividades que organizan las peñas no pueden estar ni al lado ni en la puerta de su peña, porque se considera como algo beneficioso para la entidad puesto que puede lucrarse de ello.

El año pasado ya lo presentaron así, pero junto al resto de peñas entendimos que podría haber sido un error y que después de dos años de pandemia no nos íbamos a dejar a la Jota sin acceder a la subvención y así fue consensuado con el resto de peñas.

Este año nos vuelven a presentar lo mismo. Ya no es un error y el resto de peñas que organizan actividades lejos de sus sedes se quejan.

¿Cómo valora el papel que desarrollan estas entidades?

Siempre imprescindible. Y no solo ahora que llegan las fiestas, todo el año. Es el Olentzero, Carnaval, San Juan, San Pedro, Fiestas de la Verduras… sería inasumible por parte del Ayuntamiento llevar a cabo todas las actividades que ellos organizan a nivel de ideas o logístico. Sería imposible comprender una fiesta de Tudela sin el trabajo de las peñas.

La música se ha considerado uno de los pilares de las fiestas, ¿se ha apostado por ella?

Cuando llegué a la concejalía de Festejos el pliego era abierto y dejaba a las empresas que se presentaban la libertad para programar en la Plaza Nueva. Era algo que no me gustaba. Yo creo que hay que elegir lo que se quiere porque con la música te la juegas.

El día 24 siempre es Orquesta Jamaica porque no hay escenario y necesitamos un grupo con camión escenario y ello son los que lo tienen. También pedimos un grupo local. Hay músicos de Tudela y queremos al menos un día sea una orquesta de Tudela.

Para el resto de días hemos apostado por la variedad. Una de las cosas que he querido incluir ha sido un grupo que fuera totalmente de mujeres y estará con nosotros «Maruja Limón» unas chicas increíbles con un montón de rollazo, que trabajan con diferentes estilos y hacen una fusión increíble. Y el plato fuerte de este año será Vicco y Marlon. Son los grupos que exige el pliego que hubieran sido en las últimas semanas número uno de los medios de comunicación.

Vicco y Marlon son dos artistas que tienen importancia para una ciudad como Tudela. El tema de Noche Ochentera es una de las canciones de este verano y creo que puede atraer a público de muchas edades y no solo de Tudela porque son dos músicos que ahora mismo están en alza.

¿Va a haber cambios en las Noches del Queiles?

Pues va a haber mariachis, las revistas que siempre gustan todos los años y este año, por demanda popular, viene María Jesús y su acordeón. Es algo que nos lo pidió mucha gente ya que mucho público de las Noches del Queiles la conoce de verla en Benidorm.

¿Qué le diría a los tudelanos y tudelanas para que disfruten de las fiestas?

Si se portan como el año pasado yo me doy por contenta. Según los informes fueron las fiestas más multitudinarias de las últimos décadas y también las fiestas con menos delincuencia y menos incidentes. Creo que es una parte muy importante que hay que tener en cuenta y que merece destacar ese comportamiento mostrado por todos los tudelanos y tudelanas.

Y por supuesto les diría que se queden, que no se vayan, mi empeño al preparar la programación es ese. Hay historia y tradiciones que son intocables, como puede ser un encierro, una revoltosa, un pobre de mí… pero todo lo que pueda mejorar o se pueda cambiar, trato de hacerlo.

De las exitosas fiestas del año pasado, ¿qué le gustaría que se repitiese?

Pese a las críticas que he recibido, me quedo con el cohete. Los datos dicen que hubo 14.000 personas, el máximo se ha contabilizado.

¿Y volviendo a incluir a Manolo Escobar y su «Que viva España»?

Yo no lo hice con ninguna intención política, lo politiza el que quiere. Qué Viva España es una canción tradicional, como puede ser cualquier otra de aquí. Además me gusta que cada cohete sea novedoso. Aún así hay que reconocer que fue un acierto. La plaza de los Fueros se volvió boca abajo y fue el vídeo viral más compartido el 24 de julio en España.

¿Entiende que pudiera molestar por entender que se politizaba un acto como el cohete?

Cantar Viva España en España nunca puede ser algo político. No tiene ningún sentido y no puedo entender nunca la molestia. Qué tenemos que poner, ¿México lindo y querido?  Entiendo que pueda gustar más o menos pero la realidad es que la Plaza de los Fueros entera la coreó y que fue el video viral más compartido en España. No entiendo la queja.