Sergio Vitas, alcalde de Fustiñana

Decepcionado y muy dolido con el Gobierno de Navarra. Así se siente Sergio Vitas Aguirre, alcalde de Fustiñana, quien no se muerde la lengua al hablar alto y claro de su experiencia con el Ejecutivo de María Chivite. “Mientras unos se financian con apoyo del Gobierno, otros tenemos que gestionar para que nuestros proyectos los costeen los vecinos”, insiste.

Otro año más sin fiestas por culpa de la pandemia, ¿cuáles son sus sensaciones?
Tengo sentimientos contradictorios. Soy optimista por naturaleza, y por eso creo que la vacuna está terminando con este virus, pero muy lentamente. A día de hoy, no veo el momento de normalidad del verano del 19. No tiene nada que ver este año con el pasado, sobre todo en cuanto a la gravedad de la enfermedad y a la alegría de la gente, pero no termino de verlo claro.

La sociedad tiene un gran hartazgo, ¿qué ve usted en la mirada de sus vecinos?

Me transmiten lo mismo que veo yo. Poco a poco se van quitando el miedo, pero están cansados. Quieren hacer vida normal, con precaución, pero no se terminan de fiar.

¿Y en los jóvenes?

A los jóvenes los veo bien. A pesar de perderse cosas importantes en su vida, han sabido darle la vuelta y estoy seguro de que recuperarán el tiempo perdido. Por mucho que desde diversos sectores se les critique su mal comportamiento de manera generalizada, no estoy de acuerdo. La irresponsabilidad no tiene nada que ver con la edad, y en Fustiñana la mayoría de mis vecinos han actuado con cautela, serenidad y responsabilidad.

¿De qué forma ha cambiado la pandemia la forma de entender la gobernabilidad del pueblo?

Bajo mi punto de vista, hay una diferencia muy grande a la hora de gestionar el Ayuntamiento antes y después de esta pandemia.
Por un lado, está el tema de los ingresos, que obviamente caen, pero a la vez disminuyen también los gastos. Elaboras unos presupuestos realistas en función del momento en el que estás, y basados en el principio de prudencia, pero la evolución de la pandemia te trastoca muchas cosas. Por ejemplo, las fiestas no suponen el mismo gasto que tendrían un año normal, pero hemos intentado destinar lo mismo a sectores relacionados con los festejos.

En tema de Urbanismo o Agricultura, se hacen muchas inversiones que no tienen la visibilidad que tendrían en cualquier otro momento de nuestra historia.
Obviamente, en cuanto al Turismo, todo va mucho más despacio que en una situación normal. En Deporte o en Cultura, hay que estar continuamente haciendo modificaciones para adaptarlo todo a esta realidad tan diferente.

Vitas en el salón de plenos del ayuntamiento de Fustiñana

A día de hoy no hemos necesitado hacer ninguna modificación presupuestaria, aunque nadie nos asegura que acaben ejecutándose los presupuestos al 100%.

¿Y la política?

La política también ha cambiado la forma de ver las cosas. Creo que la responsabilidad en la toma de muchas decisiones, y desde que comenzó todo, el Gobierno nos la ha trasladado a los Ayuntamientos, cuando en muchos casos, ni tenemos los medios ni la capacidad para poder gestionar muchas cosas. En este sentido, la política en mayúsculas me ha decepcionado por completo.

A lo largo de la legislatura están realizando diversos proyectos e inversiones en el pueblo, ¿qué papel juega el Gobierno de Navarra en la aprobación de futuros proyectos?
No está jugando ningún papel. Esta es otra de las decepciones que me he llevado durante estos meses. Cuando desde Gobierno de Navarra se dice que se apuesta por la Ribera, hay que decir, claramente, que apuestan por uno o dos municipios de la Ribera. Las únicas enmiendas que se apoyan son las que presentan los grupos políticos que sustentan el gobierno, sin mirar la necesidad o calidad de dichas propuestas. Una misma enmienda en un municipio y en otro no son tenidas en consideración de la misma manera. Esto es una obviedad y algo objetivo, pero mientras unos se financian con apoyo del Gobierno, otros tenemos que gestionar para que nuestros proyectos los costeen los vecinos.

Hablemos de las medidas tomadas por el Ayuntamiento para apoyar al comercio y autónomos, ¿cuáles son los números?

Fuimos los primeros en ver que los autónomos necesitaban nuestro apoyo y por eso convocamos ayudas por importe de 40.000 €, que fueron complementarias a otras. Hemos apoyado al sector ganadero con bonificaciones que están pendientes de recibir en los próximos días y vamos a apostar por el emprendimiento y los alojamientos turísticos a continuación.

Por cierto, el Ayuntamiento necesita de un presupuesto anual para ser gestionado, ¿a cuánto asciende el de 2021 y cómo valora el comportamiento de la oposición?

El presupuesto asciende a casi 3 millones de euros. Está elaborado de forma conjunta por los dos grupos municipales e incluye propuestas de todos. Me parece muy importante destacar que los presupuestos de los dos últimos ejercicios han sido aprobados por unanimidad del pleno. Desde que tomé posesión he tenido claro que estamos para trabajar por Fustiñana y mejorarlo entre todos.

Desde el Ayuntamiento de Fustiñana apostamos con decisión por las políticas sociales de calidad

Desde el Ayuntamiento está apostando fuerte por las políticas sociales, ¿nos puede explicar un poco que medidas han tomado?

Esta crisis sanitaria y económica que nos ha tocado vivir nos muestra una vez más que no es momento de obras faraónicas, y que debemos seguir apostando, como lo estamos haciendo, por las políticas sociales de calidad, sin dejar de acometer inversiones importantes y necesarias para nuestro municipio.

Estamos apostando por el empleo y hemos firmado convenios con el Servicio Navarro de Empleo y Cámara Navarra. Los objetivos que nos hemos marcado son varios, entre los que destacan fomentar el empleo y el emprendimiento y apoyar a las empresas de la localidad. En tan solo 4 meses del servicio generado por el acuerdo con Cámara Navarra, el número de personas en desempleo ha caído más de un 20%, y confiamos en que la tendencia a futuro siga siendo esa. Además, a través de estos convenios queremos conseguir implantar la FP Dual para que las prácticas en empresas se realicen de forma simultánea a la formación.

El empleo en muchas ocasiones va unido a la formación, y por eso hemos preparado varios cursos, sobre todo para desempleados, así como la creación de salas de formación y estudios.

¿Y además del empleo que otras políticas sociales están trabajando?

Otra política social importante de la que no nos olvidamos es la SALUD. En este año y medio que llevamos de pandemia, hemos continuado desinfectando nuestras calles y locales, invirtiendo en la instalación de purificadores covid en colegio, escuela infantil y edificios públicos; además, hemos colocado mas desfibriladores por habitante que muchos municipios de España, y estamos formando a la población para el uso de estos.
También estamos trabajando de continuo con nuestra residencia de ancianos, la cual destaca por la calidad en la gestión y el trabajo que se desarrolla en ella, gracias al esfuerzo del equipo de profesionales y al apoyo municipal.

¿Se siente satisfecho en este ecuador de legislatura?

Seguimos trabajando día a día, o como dicen ahora “partido a partido”, pero no hay mayor satisfacción para un alcalde que el poder resolver un problema a un vecino y, si esto va unido a poder mejorar la calidad de vida de todos, la satisfacción es plena.

Artículo anteriorCorella continúa este domingo su ciclo de festejos taurinos con una suelta de vaquillas de Casta Murchantina
Artículo siguienteEl festival Flamenco on fire enciende la actividad cultural en Tudela