Lara Bartos, responsable de sala, y los hermanos Eugenio e Isabel García, responsables del restaurante de Murchante

La Azotea de García. Así se llama el nuevo espacio abierto por Restaurante García de Murchante para hacer frente a las restricciones provocadas por la pandemia Covid 19, que tanto daño han hecho al sector hostelero a nivel mundial. “Había que buscar alternativas y renovarse, así que nos embarcamos en este proyecto novedoso y atractivo para el público, una terraza al aire libre en altura y con un toque natural”, señalan desde la propiedad.
Esta nueva zona tiene unos 110 metros cuadrados y su aforo es de 70 personas. “Es al aire libre. Hay un sector con posibilidad de cubrirlo con toldo y el resto con sombrillas. También dispone de estufas calefactoras”, aclaran.
Con este nuevo servicio, los clientes del Restaurante García de Murchante pueden disfrutar tranquilamente de la rica gastronomía que ofrecen. Máxime en estos momentos en los que la primavera es tiempo para que el protagonismo en la cocina sea de los ajetes, las cebolletas, de la borraja y las primeras alubias verdes. No faltan las alcachofas, los espárragos, los guisantes y las habas, para degustar solos o en conjunto en esa sinfonía de sabores en el que sobresale la menestra.
La carta, por supuesto, es mucho más amplia en carnes, pescados y postres, todos ellos elaborados con la experiencia, calidad y cariño de 70 años de historia.

 

Artículo anteriorMurchante, un tesoro de la Ribera por descubrir
Artículo siguienteGrupo UVESA participa en el Salón Internacional Alimentaria 2022