Inicio Publirreportajes Murchante, un tesoro de la Ribera por descubrir

Murchante, un tesoro de la Ribera por descubrir

La localidad presenta numerosos atractivos, como sus tallas en la procesión de Semana Santa, el Museo Basiano, o la cercanía a las Bardenas y al Moncayo

Murchante
Luis Sancho, alcalde de Murchante

En el momento en el que salga a la luz este reportaje acerca del turismo en Murchante y la Ribera, nos estaremos preparando para celebrar la Semana Santa con una cierta normalidad, algo que no ha sido posible en los pasados años 2020 y 2021 a causa de la pandemia por Covid 19.

Esta celebración de la Semana Santa será uno de los primeros actos que podemos encuadrar en el ámbito turístico de nuestra localidad, Murchante, donde el día de Viernes Santo podremos celebrar la correspondiente procesión con un gran número de tallas que, a lo largo del año, reposan en la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, construida en 1.952 y de estilo churigueresco, levantada a su vez sobre un templo más antiguo. De entre todas las imágenes que procesionen podemos destacar el paso del Santo Cristo de la Buena Siembra, por quien los murchantinos muestran gran devoción y que es la imagen de la fiesta que celebramos el segundo fin de semana del mes de Noviembre y que se conoce popularmente como fiesta de la hoguera.

A lo largo de todo el año, y en el edificio de la Casa de Cultura de Murchante, todo aquel que lo desee puede visitar el Museo Basiano, estancia que recopila obras y otros objetos del insigne pintor murchantino Jesús Basiano, considerado por muchos como el mejor paisajista de la Comunidad Foral de Navarra.

El Parque Natural del Moncayo, las Bardenas Reales de Navarra, o la vía verde del Tarazonica

A todos quienes nos quieran visitar estamos en disposición de poder ofrecerles restaurantes, alojamientos turísticos y bares que facilitarán la actividad turística de todos aquellos que se puedan interesar por lo que el extraordinario enclave de Murchante supone por la comarca donde se ubica. El Parque Natural del Moncayo, las Bardenas Reales de Navarra, la vía verde del Tarazonica y la cercana Balsa de Pulguer, así como las históricas y cercanas ciudades de Tudela y Tarazona son destinos muy accesibles desde los servicios que nuestro municipio oferta, uniéndose a ello el carácter afable de sus gentes.

Del mismo modo, el fácil acceso a la Autopista Vasco Aragonesa AP 68 facilita que poblaciones como Logroño, Pamplona, Zaragoza, San Sebastián o Vitoria puedan ser destinos muy al alcance de cualquiera que nos visite.

La gastronomía y la actividad deportiva, sus recintos hosteleros y sus instalaciones deportivas, así como el carácter de sus gentes, tal y como he indicado anteriormente, invitan a los visitantes a acercarse hasta Murchante para disfrutar de todo ello.

Fiestas y eventos de Murchante

El deseado aparcamiento de todas aquellas restricciones que nos ha impuesto la pandemia por Covid durante los dos últimos años, y que deseamos pase pronto como un mal sueño, esperamos permita todas aquellas celebraciones que tanta gente atraen hasta nuestra localidad. Tras la Semana Santa que nos aprestamos a disfrutar, fechas en el calendario murchantino como las fiestas de la Juventud en el último fin de semana de Junio, las fiesta patronales entre el 14 y el 21 de Agosto, las fiestas del Santo Cristo de la Buena Siembra en el segundo fin de semana de Noviembre conformarán un ciclo lúdico festivo por el que Murchante es conocido en toda la Ribera y que moviliza a gran cantidad de visitantes hacia nuestra localidad.

La cultura también tiene su importancia a través de los actos que se ofrecen desde las instalaciones municipales. Conciertos, teatros, ciclos de cine como CICOM, charlas, etc., posibilitan que vecinos y visitantes puedan enriquecerse con ese tipo de actividades culturales.

El reto de la interculturalidad que propicia la gran cantidad de nacionalidades existentes en el municipio debería ser, además, un acicate más para proyectar a Murchante hacia el exterior, tarea en la que queda mucho por hacer. Es un trabajo que habrá que afrontar más pronto que tarde y que, cuando se consiga, debe reflejarse en el tránsito de personas por nuestro municipio. La gente que nos llega es una población joven que, en contraste con la autóctona, más envejecida, ha de propiciar la dinamización de nuestra vida social y cultural, algo que debe hacer atractivo de Murchante de cara al exterior. Pero insisto, es una tarea pendiente.

Vigor comercial

A pesar de la cercanía con Tudela, nuestro pueblo muestra vigor comercial, con establecimientos que representan a la mayoría de los sectores y actividades que continuamente generan tránsito en el municipio. Estamos convencidos de que la vuelta a la normalidad tras la pandemia por Covid 19 ha de propiciar que, al igual que antes, volveremos a recibir a numerosos visitantes, tanto de la comarca como de lugares más lejanos. Como he señalado anteriormente, la buena comunicación de Murchante con el exterior facilita que ello suceda.

El Ayuntamiento está trabajando con esfuerzo en realizar proyectos que fijen población por una parte, a la vez que seamos capaces de provocar el interés de foráneos y visitantes por otra.

Para terminar deseo, como alcalde, que todo lo anteriormente expuesto genere el interés suficiente para que sean muchas las personas que quieran acercarse hasta Murchante, en la seguridad de que , cuando eso ocurra, su satisfacción será plena.

Artículo anteriorAceites Sandúa, protagonista en los talleres de las Fiestas de las Verduras
Artículo siguienteRestaurante García pone un toque natural en “La Azotea de García”