Inicio Publirreportajes Pastelería Samanes abre un nuevo local en la calle Gayarre

Pastelería Samanes abre un nuevo local en la calle Gayarre

Pastelería Samanes
La nueva pastelería y cafetería de Samanes en la calle Gayarre

Hablar en Tudela de pastelerías es hablar de Samanes. Este veterano negocio familiar, nacido en Arguedas allá por el año 1966, acaba de ampliar sus establecimientos con la apertura de un local en la calle Gayarre. Fueron Ramón Samanes y su mujer Asunción Esparza, quienes comenzaron esta andadura con un obrador de pastas caseras, en el que se elaboraban mantecadas, mantecados, magdalenas y las “tontas”, una especie de rosquillas que fueron cogiendo fama en la zona.

Luego llegó la comercialización de estos productos en tiendas y comercios locales, e incluso se llegaron a vender por distintas ciudades del norte de España, a través de una distribuidora.

En septiembre del 82, abría al público su local en Tudela, en la calle Capuchinos, que se amplió en 1986 para conseguir un ambiente íntimo y acogedor, ampliando así la pastelería para dar mejor y mayor servicio. Debido a la calidad de sus productos y la atención a sus clientes, Pastelería Samanes inauguraba otro local en la Avenida Zaragoza.

”Nuestra forma de trabajar se basa en dar la máxima calidad, atención y servicio al cliente”

Y en 2021 esta empresa familiar sigue creciendo, con la apertura de su más reciente establecimiento, esta vez, en la calle Gayarre. “Ha sido una carrera de obstáculos debido a la pandemia”, cuenta Ismael Samanes, actualmente al frente de la empresa. “Teníamos el proyecto desde 2019, pero no hemos podido abrir hasta hace un par de meses”.

Productos de la máxima calidad

El nuevo local, mantiene la misma línea de las otras pastelerías de Samanes, pero sobre todo, encontramos los mismos productos que han dado a Samanes su merecida fama. “Somos especialistas en pastelería, bollería, pastas… Nuestra forma de trabajar se basa en dar la máxima calidad, atención y servicio. Hay que dar al cliente lo que quiere y lo que necesita, y siempre con el mejor producto”.

Sus tartas y pasteles han endulzado a través de los años, las celebraciones de las familias tudelanas y riberas. “Tenemos 27 clases de tartas en catálogo, pero luego cada una tiene tantas variantes, que prácticamente pueden personalizarse. Podemos hacer la tarta a demanda”, explica Ismael”.

Y quien no ha disfrutado alguna vez con las deliciosas tostadas de Samanes. Imposible resistirse a ese pan brioche, con nata, chocolate, mermelada, helado… O a esas trufas que tantas veces han sido el regalo perfecto para cualquier ocasión. Todo tipo de pasteles, pastas, batidos naturales y bollería son algunos de los productos que completan su amplísima oferta.

Para que todo esto sea posible, 22 personas componen el equipo humano de Pastelería Samanes. Además, ofrecen reparto a domicilio en Tudela, Arguedas, Valtierra, Cadreita, Milagro y Villafranca, y cuantan con puntos de venta en Murchante, Monteagudo, Ablitas, Cabanillas, Fustiñana, Cortes y Castejón.

Artículo anteriorBona Maison, pasión por nuestra tierra
Artículo siguientemifuente.es: Agua saludable para las personas y el planeta