Inicio Merindad MURCHANTE / Navidad 2019-2020 “Nos gustaría ver realizadas las obras de ampliación...

MURCHANTE / Navidad 2019-2020

“Nos gustaría ver realizadas las obras de ampliación del colegio”

Luis Sancho, alcalde de Murchante, espera llevar a cabo aquellos objetivos que se marcaron antes de las elecciones y que harán más fácil el día a día de los murchantinos

Luis Sancho, alcalde de Murchante

Para el alcalde de Murchante, Luis Sancho, lo mejor de este año que termina ha sido la normalización en la conformación de una nueva corporación surgida de las elecciones: “Murchante ha optado por una forma de gobierno social y participativa que no cree tensiones en la vida del municipio y que permita, a la vez , que durante los próximos cuatro años se puedan llevar a cabo aquellos objetivos que se marcaron antes de las elecciones y que harán más fácil el día a día de los murchantinos”.
En la parte negativa, destaca la falta de recursos para poder prestar a los vecinos mejores servicios: “Murchante necesita ayuda de la administración y, hasta el momento, no ha llegado. La asignación de un médico y una enfermera a media jornada, tras la ampliación del consultorio médico, se antojan como imprescindibles”.
La legislatura acaba de comenzar, ¿Qué proyectos quiere ver cumplidos a partir de 2020?
Nos gustaría poder ver realizadas las obras de ampliación del colegio público, la realización del centro de día que se inició hace nueve años y para el que no se nos ha dotado de la financiación necesaria, la puesta en marcha de la ampliación de las nuevas instalaciones deportivas, y la mejora de las instalaciones del campo de fútbol, sobre todo con el cambio del césped artificial. Igualmente, esperamos poder llevar a cabo la reforma de la calle La Paz, de manera que sea posible descongestionar la salida, tanto de peatones como de vehículos, de la parte sur hacia la travesía que cruza Murchante en dirección a Tudela. Igualmente queremos sentar las bases de lo que sería la realización de la variante de la zona norte del pueblo, de modo que se pudiese unir la actual rotonda del polígono de Carrilabarca con la carretera que va a Corella y Cintruénigo.
En otro orden de cosas y dada la situación demográfica de Murchante, con una alto porcentaje de inmigración, mi deseo sería que, dentro de cuatro años, cuando acabe esta legislatura, la mayoría de estas personas estén perfectamente integradas y que la convivencia entre todos fuese real y extensa. Estoy seguro de que ello enriquecería, y mucho, a nuestro pueblo.
¿Y cuál quiere que sea su proyecto Estrella?
Sería la ampliación del colegio, dada la saturación de alumnos que sufre, y para dar una educación pública y de calidad que será lo que, a corto plazo, posibilitará la mejora de la convivencia y el progreso de todos los vecinos.
¿Qué necesidades tiene su municipio en materia urbanística y qué pasos va a dar?
Necesitamos unificar criterios desde el Ayuntamiento en lo referente a las construcciones de manera que, a medio plazo, nuestro pueblo sea más atractivo en lo estético y, además, haga más cómodo nuestro día a día.
Por otra parte, necesitamos la colaboración y el respeto de todos los vecinos en temas como la circulación en el casco urbano, respetando señales y espacios reservados a personas con movilidad reducida, el mantenimiento del mobiliario urbano y zonas verdes, en no ensuciar más de lo necesario y en todos aquellos aspectos que posibiliten una vida más agradable y sin tensiones.
¿Qué tiene de atractiva su localidad para que las empresas inviertan?
Murchante tiene ya una gran población, con cerca de 4.200 personas empadronadas y tiene una actividad comercial importante, por lo que necesitamos potenciar esa actividad de manera que el desarrollo de las pequeñas empresas y autónomos siga creciendo. Esto, junto a la cercanía de Tudela y el acceso a mayores empresas, hará posible un nivel de empleo imprescindible para la calidad de vida de los murchantinos y residentes.
¿De qué forma se ayuda a los agricultores?
El sector primario en la actualidad se observa en modo decreciente. Ello es debido, principalmente, a la escasa población que se dedica a la actividad agrícola, y a esto hay que unir, además del estancamiento de los precios hortofrutícolas, las grandes plagas de conejos existentes, que se comen lo plantado, y la proliferación de especies que, como el jabalí, destrozan otra parte de las cosechas.
El sector vitivinícola ha sido fundamental en la vida económica de Murchante. Sin embargo, actualmente, son muy pocos los agricultores que se dedican a esta actividad, algo a lo que no ayuda la gran cantidad de tiempo que llevamos con precios muy bajos para la uva.
¿Qué importancia concede usted al turismo?
Tiene una repercusión considerable, dado el enclave de nuestro pueblo cerca de las Bardenas de Navarra y del parque natural del Moncayo, además de la cercanía de poblaciones como Tudela con su catedral del siglo XII y su casco antiguo, y Fitero con su afamado monasterio cisterciense. Los cuatro apartamentos turísticos existentes en Murchante, cuatro restaurantes, once bares, varios supermercados a pesar de la cercanía con los hiper de la capital vecina, y comercios en todos los ámbitos, así lo atestiguan. Tenemos confianza en que la calidad de servicios que nuestros hosteleros y comerciantes ofrecen a sus cliente, junto con el enclave del municipio, posibilitarán que esta actividad siga siendo fundamental para nuestra economía.
¿Hasta qué punto le preocupa la crisis climática y qué iniciativas le gustaría desarrollar?
Al Ayuntamiento le preocupa especialmente este aspecto, y para contribuir a su mejora animamos a todos a dejar de utilizar el coche hasta los niveles necesarios, algo que contribuirá a reducir de manera importante el nivel de emisiones a la atmósfera y propiciará, a su vez, el incremento del ejercicio físico, determinante para nuestra salud.
Por otra parte, trataremos, en la medida de lo posible, de adaptar nuestro mobiliario e instalaciones a aquellas tecnologías que ayuden a paliar este gran problema.
Para terminar, de cara a la Navidad y como Alcalde de Murchante, quiero acordarme de todos aquellos que no pueden disfrutar de estas fiestas como quisieran por motivos de salud, lejanía de sus lugares de procedencia (en Murchante hay personas empadronadas de 31 nacionalidades diferentes) etc, y decirles que estoy seguro de que la hospitalidad de las gentes de nuestro pueblo podrá minimizar esa nostalgia u otros sentimientos de carencia que puedan sentir.