Navarra de Infraestructuras Locales (NILSA), empresa promotora del proyecto en cooperación con la Mancomunidad de Aguas del Moncayo,  ha ssometido a información pública el proyecto y la relación de bienes y derechos afectados por las obras de ampliación de la depuradora de Corella.

La Resolución recuerda a los posibles afectados que la depuración es un servicio público,  por lo tanto sometido a la Ley de Expropiación Forzosa al tener implícita la Declaración de Utilidad Pública. La declaración conlleva, que aun no estando los propietarios/as de acuerdo con el proyecto, los promotores pueden ocupar las parcelas a través de la figura de expropiación forzosa.

El proyecto de ampliación de la depuradora de Corella prevé una inversión de 4.557.495 más IVA, y multiplicará por tres la capacidad actual de depuración de aguas.