Durante los primeros días de mayo, el alumnado de 4º ESO de las secciones A-B-C del IES Valle del Ebro, que cursa la asignatura de Biología y Geología, ha participado en una actividad organizada desde la iniciativa Guardianes de la Naturaleza. LIFE se trata de un proyecto liderado desde SEO/BirdLife, quienes junto con el resto de socios del proyecto, pretenden minimizar la incidencia de los crímenes contra el medio ambiente.

El objetivo principal, como decimos, es la mejora de la efectividad y la eficacia de las acciones dirigidas a combatir los delitos contra el medio ambiente, especialmente aquellos cometidos contra la fauna silvestre en España y en Portugal. En ambos países se produce una pérdida de miles de ejemplares de aves por la comisión de acciones delictivas como disparos, envenenamientos intencionales, tráfico ilegal o la destrucción de su hábitat. Además, los vertidos al agua, la gestión ilícita de residuos o los incendios dañan peligrosamente el patrimonio natural común y ponen en riesgo también nuestra salud.
Muchas de esas conductas cuentan con un alto grado de impunidad, lo que favorece su comisión. Por ello, es necesario implantar medidas que promuevan un mejor cumplimiento de la legislación ambiental y la mejora de los sistemas legales, de investigación policial y de sensibilización de la sociedad frente a este tipo de delitos.

Es por ello que el IES Valle del Ebro, comprometido desde su Misión, Visión y Valores con el cuidado de la naturaleza, se ha involucrado en una propuesta que une educación ambiental, arte y psicología gracias a la elaboración de un mural. El alumnado contó para ello con las enseñanzas y la guía de la psicóloga ambiental e ilustradora Lourdes Berzas (Loubé).

Los alumnos, por tanto, han podido conocer los principales delitos ambientales que afectan a nuestra biodiversidad local y, con más detalle, a la especie Milano Real y han plasmado su aprendizaje en un mural que han pintado en el patio. Todos y todas han aprendido mucho y han disfrutado de unas clases diferentes. El resultado, sin duda, es espectacular. Desde el Valle del Ebro esperamos que iniciativas como esta ayuden a nuestro alumnado a sensibilizarse ante los delitos ambientales y que estos mismos jóvenes sean el motor de arranque de un cambio global.

 

Artículo anteriorEl IV Plan Director de Carreteras de Navarra contempla una treintena de obras por más de 250 millones en la Ribera
Artículo siguienteEl alumnado del IES Valle del Ebro realiza un estudio sobre salud sexual en adolescentes