Un grupo de socios en la reciente celebración del día de la peña

Tras dos años difíciles, los 54 socios de la Peña Moskera encaran estas fiestas de Santa con la ilusión de las primeras. «Han sido dos años difíciles», reconoce Miguel Ángel Arrastio, secretario de la peña. «Que no haya habido fiestas ha sido lo secundario. Es cierto que los peñistas hemos echado mucho de menos tanto las fiestas como otros actos, pero todo era consecuencia de algo terrible que hemos vivido, así que mal, han sido dos años que se han vivido mal», asegura.

La fidelidad que los socios han mantenido en este tiempo es un gesto que agradece la directiva de la peña. «El compromiso de los socios ha sido ejemplar y se han seguido pagando las cuotas sin poder usar la peña», agradece.

Pasado este paréntesis, los de Moskera se han puesto manos a la obra para recobrar el espíritu e intensidad que les caracteriza. «Estamos viviendo estos días con mucha ilusión. Recuperar algo que vivimos tan intensamente como las fiestas es una sensación muy ilusionante y que nos genera muchas expectativas que esperamos que se vean cumplidas», comenta Arrastio.

Para ello han trabajado en un programa en el que compaginarán los actos tradicionales con nuevas actividades como el Moskecarro, «una novedad con la que pretendemos salir de nuestra sede y recorrer las calles del casco antiguo con nuestra fiesta haciendo participes a vecinos, visitantes y bares». Esta fiesta itinerante con la que la peña llevará su ambiente y buen humor por distintos rincones de la ciudad se sumará a otras grandes jornadas como la del 25 de julio, fecha que Arrastio no duda en calificar como el día grande de la peña «con nuestra comida de socios y la fiesta posterior con la entrega del Tabernero aunque, en el fondo, todo lo que hacemos tiene la misma relevancia para nosotros. Se trata de vivir todos los días con intensidad que para eso son las Fiestas», apunta. «Las fiestas las hacemos nosotros, los ciudadanos de Tudela y mientras nosotros queramos que sean unas fiestas únicas, conseguiremos que lo sean. Para mejorarlas todos los colectivos y entidades implicadas, incluso los ciudadanos, intentamos hacer cosas nuevas y que gocen de aceptación popular».

El afán que estos días están poniendo los peñistas es compartido por todos los tudelanos y tudelanas. «Creemos que todos estamos esperando estas Fiestas con la misma expectación, que es mucha. Dos años sin fiestas se han hecho largos y esperamos que haya una mayor presencia y participación de la gente en las fiestas». A ello contribuirá esa jornada extra con la que ha sido recompensado el calendario festivo de este año, una idea que ven con buenos ojos desde la Peña Moskera. «Al acabar en sábado creemos que es buena idea que se alarguen hasta el domingo. Así despedimos las fiestas más los de casa. El pobre de mí se verá afectado, no cabe duda, pues irá menos gente que si hubiera sido el sábado, pero el domingo estaremos los de casa y tendremos un día más. Creemos que ha sido positivo», argumenta Arrastió, que desea que estos días se disfruten al máximo por todo el mundo. «Hay que aprovechar estos días únicos del año donde las calles, el atuendo, las tradiciones, la alegría y la música se transforman en nuestra ciudad y nos brindan la posibilidad de disfrutar del ambiente único de nuestra querida Tudela. Que lo aprovechen porque esta pandemia nos ha demostrado que pueden pasar cosas y que, a lo peor, no tenemos otra oportunidad en varios años», concluye.

Artículo anteriorLas tres residencias de ancianos de Tudela lanzarán el cohete de las fiestas de Santa Ana
Artículo siguienteVerónica Gormedino: «Después de estos dos años de parón estas fiestas tienen que ser históricas»