Inicio Merindad Mª Carmen Segura, alcaldesa de Villafranca: «La gestión de dirección y el...

Mª Carmen Segura, alcaldesa de Villafranca: «La gestión de dirección y el trabajo del personal de la residencia han sido espectaculares»

Mª Carmen Segura, alcaldesa de Villafranca
Mª Carmen Segura, alcaldesa de Villafranca

Mª Carmen Segura, alcaldesa de Villafranca, asegura que la localidad vivió la situación, al principio con mucha incertidumbre, «ya que nunca hubiéramos pensado nadie que íbamos a vivir esto. El confinamiento en nuestras casas, las restricciones, las medidas de seguridad…etc».

Desde el Ayuntamiento y como alcaldesa, Mª Carmen ha tenido que tomar muchas medidas y gestionar asuntos que, «como digo, nunca hubiera pensado que tendría que llevar a cabo. La preocupación por las personas mayores ha sido mucha desde el primer momento, y las medidas para prevenir el contagio en toda la población también. En nuestra residencia se tomaron medidas de prevención desde antes del estado de alarma, y posteriormente la gestión de dirección y el trabajo del personal han sido espectaculares».

«A día de hoy podemos decir que no tenemos ningún contagio dentro de la misma.
El contacto con las personas mayores y las ayudas para prestarles los servicios básicos se han incrementado por parte del Ayuntamiento. Además, creo que la responsabilidad propia de estos vecinos es grande y su colaboración mucha. Así que, en principio la situación en nuestra localidad es buena, sobre todo porque los contagios no son muchos».

En cuanto al estado de ánimo, los primeros días, asegura la alcaldesa, había más miedo. «Sobre todo con miedo ante el desconocimiento de qué estaba sucediendo. Pero pasado ya un mes, creo que ese sentimiento inicial ha pasado a una total responsabilidad, que hoy es la tónica general. Aunque siempre hay quien no se toma en serio el estado de alarma, pero son los menos. El ánimo a día de hoy no es malo, pero tras un mes de confinamiento y teniendo la certeza de que el estado de alarma se va a alargar, el ánimo decae un poco; lo que preocupa es más la incertidumbre de hasta cuándo, y cómo se va a volver a la normalidad, que el estar en casa».

Imaginación y solidaridad

Por otra parte, los villafranqueses, comenta Segura, «están teniendo muchas iniciativas sociales a nivel de Ayuntamiento, Residencia, asociaciones…etc. La colaboración por parte de la población es espectacular y la verdad que es digno de elogiar».

«Dentro de cada casa la imaginación para combatir el aburrimiento ha dado sus frutos, se están haciendo retos por las redes sociales, la lectura y el deporte también ocupa un tiempo importante en nuestro día a día. Desde el ayuntamiento se han lanzando varias propuestas, una en torno al día del libro, se han realizado vídeos musicales y actividades de pintura por parte de la banda “La Villafranquesa”, también el club de Atletismo y el Alesves han publicado iniciativas para que la gente participe».

La primera edil también quiere destacar lo positivo de esta situación. «Se fortalecerá la familia y nos daremos cuenta de lo importante que es, valoraremos pequeñas cosas que antes ni nos percatábamos como un paseo, un abrazo, una conversación en una terraza con amigos tomando algo…etc.. Yo sólo espero que cada uno de nosotros saquemos algo positivo de todo esto, particularmente creo que ha vuelto a primera línea el concepto de vecindad y de pueblo».

Medidas del ayuntamiento

En cuanto a las medidas adoptadas por el ayuntamiento , Mª Carmen Segura explica que ya desde el jueves 12 de marzo se cerró el polideportivo y el gimnasio. «El viernes 13 se suspendieron las clases en el colegio, la escuela 0-3, la escuela de música. Ese mismo día se cerró la casa de cultura, suspendiendo todos los cursos, se cerraron parques y ya desde ese viernes se empezó la desinfección diaria de todas las zonas de contacto de la localidad».

«En relación a la residencia», continúa la edil, «ese mismo viernes se restringió el acceso de las visitas a la misma, para reducir el riesgo de contagio al ser las personas mayores las más vulnerables al Covid-19. A partir de ahí las medidas de desinfección de las calles tres días por semana, el reparto de guantes, geles, y la colaboración con los comercios abiertos de la localidad ha sido continua».

«En cuanto a medidas administrativas, el Ayuntamiento permanece cerrado al público y se está trabajando desde casa para todas las cuestiones que se demandan. Se está repartiendo las tareas a los niños que no pueden imprimirlas en casa y se está facilitando wifi en colaboración con los vecinos para aquellos niños que no tienen en casa, para que de esta manera puedan seguir el curso escolar».

«Medidas económicas se tomaron desde el minuto uno, se avisó que no se pasaría ningún recibo al cobro durante el confinamiento y que se abonaría en el próximo recibo lo cobrado de más en marzo, en relación a los servicios cancelados. A día de hoy no se ha pasado el cobro de la contribución y del primer trimestre del agua, que ya deberían estar cobrados».

Así mismo, se están estudiando otras medidas económicas que puedan ayudar a la población. «Habrá que tratarlas en el Ayuntamiento y ver la forma administrativa y legal de poder llevarlas a cabo, como pueden ser ayudas en el agua, en el IAE, habilitar una partida económica específica de ayudas y de prevención del coronavirus».
«En definitiva, está claro que habrá que hacer muchas modificaciones en el presupuesto municipal para este 2020. Y me gustaría resaltar que la información a los vecinos a través de redes sociales o whatsapp está siendo permanente».

Fiestas suspendidas

Otro punto delicado es el de las fiestas y eventos suspendidos: «Se ha suspendido toda la agenda cultural de marzo y abril, con eventos y exposiciones programadas», explica la alcaldesa. «Teníamos preparado el primer día de la verdura para el sábado 25 de abril que también se ha suspendido. Las fiestas de la juventud previstas para el 1,2 y 3 de mayo tampoco las podremos celebrar. Además de la Semana Santa, Comuniones y la celebración de los Quintos que se celebraba la semana del 12 al 19 de abril. En realidad muchos actos importantes para nuestro pueblo, que nos producen mucha pena porque no los vamos a disfrutar».

Para Mª Carmen Segura, el tema económico no es lo más importante, «porque en el presupuesto estaban contemplados todos estos eventos. El trabajo de organización ya estaba realizado, pero lo verdaderamente importante es el haber tenido que suspender los contratos. Eso implica que las personas involucradas no puedan trabajar, además de que los Villafranqueses no puedan disfrutar de estos actos festivos».

«Económicamente el Ayuntamiento va a sufrir. Es el caso de la escuela de 0-3 años y la escuela de música. Si no se incrementan las ayudas por parte del Gobierno de Navarra en estos dos servicios, la parte de los padres tendrá que sufragarla el Ayuntamiento. Esto supondrá un importe elevado. Como responsable municipal no podemos cobrar lo que no se está prestando. Pero como ambos servicios dependen del Gobierno de Navarra no se ha podido suspender el servicio, y los sueldos a los trabajadores se deben seguir pagando. El Ejecutivo foral tendrá que habilitar alguna ayuda para paliar esta situación».

Lo mejor de las personas

«Me preocupa la situación de los autónomos y empresas de la localidad que han tenido que cesar su actividad por motivo del estado de alarma. Indicar que desde el Ayuntamiento trataremos de intentar apoyarles en todo lo que esté en nuestra mano. Trabajaremos con la asociación de empresarios de Villafranca (ASEVI) para potenciar y ayudar a los comercios de la localidad».

Estas situaciones también suelen sacar lo mejor de muchas personas. «La ayuda y la colaboración por parte de los vecinos ha sido enorme», asegura la primera edil. «La solidaridad del pueblo de Villafranca se ha visto reflejada en estos días. Eso es algo importante, que dice mucho de nuestro pueblo y de nuestra gente. Y también la presencia del voluntariado de Protección Civil, que está ahí cada día de confinamiento».

«Por último, les diría a todos los vecinos gracias y mil veces gracias por ser cómo son, por su responsabilidad y por su solidaridad. Me siento muy orgullosa de ser alcaldesa de este gran pueblo y de su gente».

Otras noticias relacionadas:
Alberto Añón, alcalde de Cascante: «El comportamiento de los cascantinos, desde el punto de vista de la solidaridad, es digno de alabar»