En el “IES Valle del Ebro de Tudela”, los alumnos de 1º ESO del grupo de proyectos de ciencias sociales se han convertido, por un día, en escribas gracias al taller de escritura cuneiforme preparado y dirigido por la profesora Nerea Jaurrieta.

De este modo, se ha trabajado en clase el nacimiento de la escritura en la antigua Mesopotamia y la importancia pues supone el inicio de la historia y el abandono de la prehistoria.

Para ello, se han dedicado varias sesiones a conocer la escritura cuneiforme, y sobre todo la importancia de los escribas dentro de la sociedad antigua. Así pues, gracias a las primeras civilizaciones, Mesopotamia y Egipto, hoy podemos escribir en clase, mandar mensajes a nuestros amigos, leer nuestros libros favoritos, y buscar en Internet todo lo que nos interesa. Todo ello, los alumnos han podido experimentar cómo era escribir en el Próximo Oriente Asiático. Es una forma distinta de entender como las lecciones del pasado sirven para entender el presente.

En definitiva, estas sociedades conocían los materiales utilizados por los antiguos escribas mesopotámicos, la arcilla y los punzones apuntados como instrumento que complementa el trabajo. Pero, sin duda, desde este taller que propone el Departamento de Ciencias Sociales, han podido crear ellos mismos sus propias tablillas de arcilla dando valor a lo aprendido en clase.

Un fabulosa experiencia donde los alumnos han podido disfrutar conociendo el alfabeto cuneiforme, realizando tablillas con su nombre, que después podrán tener de recuerdo del día en que fueron escribas.

Artículo anteriorGrupo Príncipe de Viana, compromiso con la sostenibilidad
Artículo siguienteArgia ikastola premiada en el concurso “Diversidad, fuente de riqueza”