Inicio Opinión La Ribera, un compromiso con la ciudadanía. por Jorge Aguirre

La Ribera, un compromiso con la ciudadanía. por Jorge Aguirre

La mayoría de los que hemos nacido o vivimos en la Ribera tenemos un sentimiento de pertenencia muy fuerte a esta zona de Navarra. No sé si es el acento, su huerta, sus fiestas o el carácter de sus gentes, pero es algo que nos hace reconocibles allá donde vamos.

La ciudadanía ribera entiende que el desarrollo de nuestra zona debe redundar siempre en el beneficio del conjunto y nunca en el de unos pocos. Así lo entendemos y lo hemos practicado los socialistas en las entidades donde hemos gobernado durante todos estos años de la democracia.

El ejemplo más claro es el de la legislatura pasada. Una legislatura en la que el Partido Socialista tuvo responsabilidades de diferente orden en los organismos supramunicipales. Siempre hemos defendido “una Ribera para todos y todas”, y así lo hemos demostrado tanto en la Mancomunidad de la Ribera, en el Consorcio Eder como en la Comunidad de Bardenas.

Durante esos 4 años, 2015-2019, se desarrollaron proyectos que tenían como objetivo potenciar la zona. Respecto a la Mancomunidad de la Ribera, subrayo el acuerdo para establecer el contrato de limpieza viaria que el Presidente de entonces, nuestro compañero Tomás Aguado, consensuó para conseguir que fuese un servicio para toda la Ribera. Fue el PSN quien impulsó que, incluso el Ayuntamiento de Tudela, viese necesario formar parte de este proyecto.

Sobre el Consorcio Eder, el Partido Socialista entendió, desde su posición, que la entidad debía cambiar su forma de trabajar. Más allá de ser un “conseguidor de subvenciones”, como defendía UPN y ahora critica el Sr. Toquero, el Consorcio debía definirse como un elemento impulsor de la zona.

Estas muestras de actuación son las que indican cómo se entiende una Ribera para todos y todas, y no para el beneficio de unos pocos.

Durante esa legislatura, se manifestó que Tudela debía ser, como capital de la zona, la locomotora que tirase de todos los municipios. Apostábamos por una Tudela referente, que dejase de lado las épocas en las que UPN convirtió a la ciudad en el motor de un tren con esa única pieza. El resto de municipios, alejados del motor, se veían obligados a mirar hacia otro lado. Tudela, con gobiernos de UPN, era una ciudad que les miraba por encima del hombro.

Es lógico entender que Tudela, como principal municipio de la Ribera, sea beneficiado, en determinadas cuestiones, puesto que es base para el resto de pueblos. Así lo entendemos con respecto a la instalación del hospital, la construcción del Campus de la UPNA, etc. Pero no es entendible que únicamente trabaje por y para ella.

Por eso, en los últimos meses vemos con preocupación la actitud que NA+ está tomando tanto en la Mancomunidad de la Ribera como en el Consorcio Eder, donde están trabajando por y para los intereses de su organización y como plataforma del Sr. Toquero para hacer oposición al Gobierno de Navarra al que considera ilegítimo.

Decía el Sr. Toquero que el Consorcio Eder debe ser un lobby de presión para el Gobierno de Navarra. Tras esta afirmación, queremos recordarle al Sr. Toquero que hoy preside dicho Consorcio no porque los diferentes municipios le hayan mostrado su respaldo, sino por unos estatutos del siglo pasado, en el que es el alcalde de Tudela quien preside sólo por el hecho de ser alcalde de la ciudad.

Por eso, le pedimos que tenga altura de miras, que deje de utilizar las instituciones para su beneficio propio, y mucho menos para hacer una oposición al Gobierno de Navarra que en nada beneficia a la ciudadanía de la Ribera.

Los socialistas definimos la Ribera como un acuerdo con toda la ciudadanía. Por ello, el Gobierno de Navarra muestra su compromiso político, social y económico para el fomento de los servicios públicos e infraestructuras en la zona. Así lo está haciendo a través de las inversiones en el hospital Reina Sofía de Tudela, la apuesta por el TAP o el tan necesario Canal de Navarra, pero también la construcción del Instituto Educación Secundaria Obligatoria de Ribaforada, la apuesta por la mejora de viales y calles de los municipios o el fomento del turismo en la comarca.

Queremos, sentimos y vivimos la Ribera como una parte de nosotros y nosotras.
Asumimos el reto que tenemos por delante y sobre todo, queremos una Ribera que vaya de la mano con otras zonas de Navarra. Debemos tener presente que la coordinación de sus pueblos, junto a la del Gobierno de Navarra y de España, a través de la Delegación del Gobierno en nuestra comunidad, redundará en beneficio de todos y todas. De modo contrario, utilizar a la Ribera para el interés de Navarra Suma o de Tudela, como hace el Sr. Toquero, ni beneficiará a la Ribera ni mucho menos a Tudela, que se verá cada vez más sola sin el apoyo del resto de municipios. Por eso, invitamos al Sr. Toquero a cambiar su actitud para comenzar a trabajar conjuntamente con el Gobierno de Navarra y el resto de ayuntamientos.

Jorge Aguirre
Parlamentario foral y secretario de Política Municipal del PSN-PSOE