Valentín Aplicaciones Industriales cumple ahora su 35 aniversario

La empresa fiterana Valentín Aplicaciones Industriales lucha con ahínco por hacer frente a la Covid-19, tal y como explica su gerente, Angel Rupérez.
¿Cómo ha cambiado la pandemia la forma de trabajo?
Entiendo que como a todas las empresas de este país, nos ha cambiado la organización en muchos aspectos y obligado a entrar en modo “supervivencia”. El ambiente laboral tan incierto no es lo mas agradable, a día de hoy no sabemos qué empleado o qué empresa puede tener una alerta de Covid y las planificaciones se plantean con pinzas. Mantener la moral alta resulta complicado, pero es nuestra obligación. Nos ha tocado tomar decisiones de emergencia con frecuencia, y para eso se ha tenido que estar especialmente atentos y sensibles a los cambios constantes que ha habido. Otro factor clave, ha sido la comunicación constante con empleados, proveedores y clientes con el objetivo de sacar adelante cualquier proyecto. Más que nunca debemos compartirla por todo lo que nos estamos jugando, personal y profesionalmente.
¿Ha tenido o tiene repercusiones laborales o de empleo?
Si, hemos tenido que ajustar plantilla lamentablemente y adaptar y ajustar nuestros números. Se han disparado consumos de material de protección como no puede ser de otra manera y ralentizar según qué procesos para la no coincidencia de personal.
Por otro lado, se anulan pedidos o se retrasan y hay que estar muy pendientes de no sobrecargar los recursos.
¿Están recibiendo las empresas el asesoramiento y la ayuda necesarias de las Administraciones?
Todo es mejorable, en esta crisis tan desconocida ha habido momentos de total desconocimiento en los que no hemos tenido ni idea de como actuar, ni nosotros ni la Administración. Poco a poco se van tomando decisiones y aclarando conceptos, pero no existe una comunicación diaria,tenemos que preguntar las dudas y con suerte obtenemos una respuesta. Queda mucho camino que recorrer y legislar todavía. Bajo mi punto de vista, los planteamientos de ERTES, ayudas etcétera, se han enfocado como un recurso “de patada a seguir” y no está claro cómo van a acabar. Creo que se podían haber gestionado desde las empresas y no desde el punto de vista particular.
¿Qué tipo de ayuda necesitan desde la Administración?
Aclarar cuanto antes las dudas actuales, sobre todo en la manera de actuar ante casos de enfermedad. He echado en falta alguna ayuda en suministros de protección, pero esto ha sido en general. Todos, administraciones y particulares debemos colaborar a una. Me satisface mucho decir que numerosas empresas privadas, hicimos un esfuerzo en proporcionar todo aquel material que en su momento faltó, si reparar en gastos ni en tiempo. Hago extensible mi agradecimiento a muchos fiteranos que aportaron todo aquello que tenían en sus manos para abastecer a Residencias y personas con menos recursos. La pandemia ha sacado lo mejor de muchos y con eso me quedo.
¿En qué situación está ahora el mercado nacional e internacional por la Covid 19?
Con la lógica incertidumbre y con previsiones muy  a corto plazo. Hasta que la rueda empiece a funcionar queda tiempo, se han de tranquilizar las cosas, abrir fronteras y empezar a confiar que todos estamos haciendo lo posible por superar esta crisis. En un mundo tan globalizado, no depende el futuro de decisiones particulares,hace falta mucho consenso.
¿Cuales son sus inquietudes de futuro empresariales mientras perdure el virus?
Honestamente, esta pregunta tiene difícil respuesta. Mantener la empresa operativa ya es un éxito con todo lo que tenemos encima, pero no me gustaría lanzar un mensaje catastrofista porque entiendo que a medida que aprendamos y nos adaptemos, acabaremos saliendo adelante. Puede ser que el nuevo escenario cambie, pero sin duda que habrá escenario en el que podamos aportar algo a la sociedad.