Miguel Aguirre Yanguas, alcalde de Fitero

Miguel Aguirre Yanguas se dispone a vivir su primera Navidad como alcalde de Fitero, tras ganar las elecciones municipales del pasado 26 de mayo. Desde entonces han sido muchas las experiencias y emociones que ha tenido la oportunidad de compartir con sus vecinos y estos días van a ser muy especiales tanto en el plano personal como institucional.
Miguel, ¿qué ha sido lo mejor del 2019 para su localidad?
Compleja respuesta. Bien empezamos la entrevista. Diría que los proyectos que dejaron encauzados el anterior equipo de gobierno: reformas en el consultorio, campo de fútbol de césped artificial, sala de psicomotricidad en el colegio, reforma de la pista deportiva del colegio y la construcción de un parque intergeneracional. Y, junto a todo eso, ver como el proyecto turístico va consolidándose y somos referencia turística en la Ribera.
¿Y lo peor?
La noticia del Consejero socialista en el que confirmaba que, por ahora, nos olvidemos de la NA 6900. Para nosotros esa carretera es vertebradora. Pero parece que para ellos, no. Cada vez que hablen de la España vaciada y de la Navarra despoblada, habrá que recordarles que pudiendo evitarlo, no lo hacen.
La legislatura acaba de comenzar, ¿Qué proyectos quiere ver cumplidos a partir de 2020?
Son muchos, pero destacaría las herramientas de participación activa y la reorganización del Paseo de San Raimundo.
¿Y cuál quiere que sea su proyecto Estrella?
No creo en los “proyectos estrellas”. Lo que tiene que ser “estrella” es el trato de la administración local a los vecinos. Por otra parte, no existen “mis proyectos”, sino los de todo un equipo, todo un ayuntamiento. Nos gustaría que el Paseo de San Raimundo quedase peatonalizado, emprender proyectos de energías renovables e intervenir en alguna zona deprimida de Fitero con el fin de “darle vida”.
¿Cuál es su modelo sobre la financiación y gestión local?
Fitero vive de sus propios y limitados recursos y de las ayudas que recibe. Así que hay que ser cuidadosos en el gasto corriente o nunca podremos emprender ningún proyecto de envergadura.
¿Qué necesidades tiene su municipio en materia urbanística y qué pasos va a dar?
Fitero necesitaría un nuevo PGU, lo reclama a gritos. Pero todos sabemos lo que cuesta la redacción y la ejecución de un nuevo plan. Financiar con nuestros propios medios un nuevo plan, en estos momentos, es harto complejo. Pero seguimos valorando el tema y estudiando vías de financiación.
¿Qué tiene de atractiva su localidad para que las empresas inviertan y generen puestos de trabajo?
Le daré la vuelta a la pregunta, con su permiso. ¿Qué no tiene de atractiva su localidad….? La NA 6900 a la que Gobierno de Navarra ya ha dicho que no piensa ejecutar el proyecto existente. Esa es la gran culpable de que en nuestro polígono solo vivan “los valientes”.
Educación y Cultura, dos carteras importantes, ¿Qué tal responden sus vecinos a la acción municipal?
El colegio de Fitero ha pasado este año de los 200 alumnos. No nos cabe ni uno más a no ser que Gobierno de Navarra ejecute una ampliación del centro. A nivel cultural, Fitero se mueve. No cabe duda de que los vecinos responden a todas las iniciativas socioculturales. Es de subrayar la labor de las asociaciones locales. Sin ellas no sería posible todo lo que se consigue.
El sector agrícola en general no termina de despegar, ¿De qué forma se ayuda a los agricultores desde su Ayuntamiento?
Siendo sensibles a sus demandas, a sus problemas, a sus muchas dificultades. Ser sensible no significa que, oír y callar. Significa ser proactivos a sus propuestas.
¿Qué importancia concede usted al turismo y, en este sentido, que estrategias le gustaría desarrollar para impulsarlo en su localidad a partir de 2020?
En temas de turismo, estamos siendo un referente en la Ribera. Este año pasarán por Fitero 20.000 personas, más todas las personas que vienen a sus tratamientos al Balneario de Fitero. Seguiremos con el camino emprendido. El plan turístico local solo ha enseñado las orejas, hay que seguir trabajando en las diferentes áreas del plan.
Tomar medidas contra el cambio climático es una labor de todos, ¿hasta qué punto le preocupa el tema y qué iniciativas municipales le gustaría desarrollar con el nuevo año?
A todas luces el tema nos preocupa. Debemos cuidar la casa común o las próximas generaciones se encontrarán un planeta que gritará aún con más fuerza “basta ya”. Creo que nuestra labor de sensibilización es necesaria. La idea es emprender acciones de sensibilización activa: debemos cuidar nuestro entorno, hacernos responsables de él.
Finalmente, estamos en tiempo de Navidad, pero cada vez hay más personas que no disfrutan estos de estos días por diferentes motivos, ¿Qué mensaje quiere transmitirles desde aquí en calidad de alcalde de su localidad?
Que la Navidad no son tres días. Que siempre puede nacer algo nuevo en nosotros y a nuestro alrededor. Que siempre hay ilusiones por recuperar, proyectos que lanzar. Y sobre todo, que hay mucha gente buena dispuesta a estar al lado del que peor lo pasa.