David Crespo, coordinador de Villa Javier, y el gerente del Consorcio de Residuos, Fernando Mendoza

Las entidades que agrupan el Consorcio de Residuos de Navarra, conformado el Gobierno foral y 15 mancomunidades, han donado material para facilitar el reparto de comida que lleva a cabo el comedor social Villa Javier, ubicado en Tudela, ante el actual escenario de estado de alarma decretado para prevenir la propagación del COVID-19.

Las mancomunidades de Alto Araxes, Bidausi, Ayuntamiento de Baztan, Bortziriak, Esca Salazar, Irati, Mairaga, Malerreka, Mendialdea, Montejurra, Ribera Alta, Ribera, Sakana, Sangüesa y Valdizarbe, coordinadas por el Consorcio de Residuos, han hecho entrega este miércoles de 12.000 envases compostables y 12.000 bolsas reutilizables para colaborar en el reparto de comida que realiza diariamente la entidad social Villa Javier para las personas y familias que se encuentran en situación vulnerable. Esta primera entrega se ampliará en la medida en que la entidad social vaya necesitando más materiales para efectuar el transporte de alimentos.

Desde la gerencia del Consorcio de Residuos, Fernando Mendoza ha resaltado que, «ante la necesidad manifestada por parte de Villa Javier solicitando diferente material para el reparto de alimentos, no hemos dudado en apoyar esta iniciativa social con el material que disponemos, en este caso los táperes compostables y bolsas reutilizables que se reparten desde las mancomunidades para evitar el desperdicio alimentario en locales de hostelería y restauración».

Mendoza ha agradecido públicamente la respuesta de todas las entidades mancomunadas, que han respondido solidariamente a la petición de donación de material. «Cuando hablamos de sostenibilidad, especialmente en estos momentos tan duros para nuestra sociedad, por supuesto hablamos también de intentar integrar el aspecto social, económico y ambiental», ha destacado.

Por su parte, el coordinador de Villa Javier, David Crespo, ha mostrado el agradecimiento de la entidad: «Tenemos que poner en el centro a las personas, esta colaboración demuestra que, generando sinergias entre diferentes entidades, somos más fuertes como sociedad y la solidaridad llega mucho más lejos».

Villa Javier es una entidad sin ánimo de lucro formada por voluntariado de la Ribera con el objetivo de trabajar contra la pobreza y las desigualdades. Ofrece un servicio de comedor dirigido a las personas que, por sus especiales circunstancias de vulnerabilidad (económicas, psíquicas, administrativas…), tienen dificultades para acceder de forma regular a una alimentación equilibrada y saludable. Asimismo, en el caso de familias con menores, se facilitan alimentos a través de un formato de autoservicio denominado ‘El Capacico’ y coordinado con los servicios sociales de base para que puedan cocinar en casa en lugar de ser atendidos en el comedor.

Desde que se decretase el estado de alarma por COVID-19, se ha suprimido el servicio presencial de comedor y la comida cocinada se entrega en táperes y bolsas desechables, unificando la entrega conjunta de comida, cena y desayuno a mediodía.