Inicio Colaboradores Carlos Muñoz Doctor Strange en el multiverso de la locura

Doctor Strange en el multiverso de la locura

Telaraña de acontecimientos

Publicidad

Sam Raimi vuelve al Universo Marvel, después de sus inicios con la trilogía de Spiderman, para impulsar el proyecto del Doctor Strange, un film para el que sonaba Scott Derrickson, autor de la primera entrega. El director de Posesión Infernal, imprime su sello y toque de terror a las nuevas aventuras de un Doctor Strange, que debe proteger a una joven, clave para viajar entre universos, de los planes de Wanda Maximoff. El film lo protagonizan: Benedict Cumberbacht, Elizabeth Olsen, Benedict Wong, Rachel McAdams.

El Doctor Stephen Strange (Benedict Cumberbatch), asiste a la fiesta donde su amor del pasado, Christine (Rachel McAdams), va a casarse con un joven adinerado. En ese momento, en la calle, una joven huye del ataque de una criatura terrorífica, la cual desea acabar con ella. Al rescate acude, Strange, y su amigo Wong (Benedict Wong), maestro de las artes místicas. Ambos consiguen derrotar a la criatura. La joven se llama América (Xochitl Gómez), y les cuenta cómo ella es la clave para viajar por los diferentes universos.

Strange cree que el envío del monstruo está relacionado con Wanda/ la Bruja Escarlata (Elizabeth Olsen), y decide ir en su busca para conocer sus intenciones. En la charla con Wanda, ésta muestra como la chica América debe ser sacrificada para restablecer el orden entre universos, y recuperar a sus hijos perdidos, culpando también a Strange de sus muertes. Stephen intenta convencerla para que olvide estos propósitos, pero es inútil; Wanda está decidida a acabar con todo aquel que se cruce en su camino….

El director de Darkman dota a esta segunda entrega de su impronta, realizando un film más oscuro, más violento, con elementos de brujería, hechizos, criaturas de ultratumba, y otros personajes que se suman a un espectáculo visual apabullante. Sin embargo, el ritmo frenético que se impone a la narración, saltando de universos caóticamente, convierte al film en puro espectáculo visual, pero olvidando el verdadero objetivo del viaje del personaje principal por el multiverso, dejando a los personajes y sus motivaciones a la deriva.

A pesar de que Benedict Cumberbatch es el protagonista, es Elizabeth Olsen la que está muy por encima del actor inglés, dotando al personaje de una fuerza dramática arrolladora. Rachel McAdams secunda dignamente a los actores principales, siendo la joven Xochitl Gómez, supuesta protagonista, la que menos peso tiene en la narración.
Un film arrollador en lo visual, caótico en lo narrativo, pero que gracias al sello de Sam Raimi, traslada al espectador a un multiverso de emociones, dejando abierta la puerta a nuevas entregas como se apunta en los créditos finales.

Artículo anteriorÓscar Bea: “Los cirboneros podrán disfrutar de piscinas reformadas y de un gimnasio y salas de actividades nuevos”
Artículo siguienteLas mujeres de El Tazón-Santa Ana exponen en el Museo Muñoz Sola