La comida de las peñas de 2019

El corazón de las peñas de Cortes sigue latiendo con mucha fuerza pese al varapalo que ha supuesto la suspensión de las fiestas de San Miguel y de todo el año por la expansión del virus. Todas confían en que la ciencia encuentre una solución eficaz para que todo vuelva a la normalidad lo antes posible y, a poder ser, en 2021.
Carlos Blasco, de la peña El Candau, reconoce que la suspensión de las fiestas por la Covid-19 ha sido un mazazo. “Tuvimos que cancelar todos los planes que teníamos previstos como comprar las bebidas, encargar las comidas y cenas, reservar el sitio del tradicional almuerzo el día del chupinazo, etcétera.
Por lo demás, muchos de nosotros habíamos pedido fiesta en el trabajo para la semana de San Miguel y alguno todavía pensamos mantenerla. Ya sea para quedarnos en el pueblo descansando o para irnos de viaje”.


Por su parte, Ascen Gutiérrez, de la peña Lo que diga mi mujer, confiesa que han perdido la oportunidad de “estar esos días con los amigos. Entre tanto, Juan Carlos García, de la peña L´Ajau, apunta que “Aparte de los almuerzos, las comidas y cenas, que no se podrán hacer, se echará en falta el ambiente que se formaba durante las vacas de la calle, al tener la peña en la misma calle del recorrido mucha gente venía tanto para verlas desde la valla o para seguir la ronda con la cuadrilla”.
Mucha cautela
En El Candau la pandemia se está viviendo con mucha cautela. “Respetamos las medidas de distanciamiento y usamos siempre la mascarilla pero claro, seguimos quedando a tomar café a diario y el fin de semana solemos ir a cenar unos pocos.
Como casi todo el mundo, nos ha tocado estar alguna vez en contacto con alguien positivo y confinarnos hasta recibir el resultado de las PCR, pero por suerte no ha habido ningún caso grave. Pensamos que, pese a la pandemia, hay que seguir viviendo. Respetando los protocolos y teniendo mucho cuidado pero no podemos dejar de disfrutar porque, de lo contrario, no sería vida”, indica Carlos Blasco.


Entre tanto, en Lo que diga mi mujer, siguen al pie de la letra las indicaciones de las Autoridades Sanitarias. “No nos hemos juntado en la peña en toda la pandemia”, aclara Ascen Gutiérrez.
Para L´Ajau “Desde que empezó el estado de alarma y aún después del confinamiento cuando se pudo volver a hacer uso de las peñas nosotros no retomamos la actividad de la sociedad, ni los cafés, ni los almuerzos, etcétera”, puntualiza Juan Carlos García.
Las peñas de Cortes piden no bajar la guardia
Desde El Candau piden a todos los cortesinos que no bajen la guardia. “Estamos viendo las consecuencias de las no fiestas en otras localidades donde se han juntado las cuadrillas para almorzar o comer y algunos creemos que sí, que puede hacerse, pero con mucho cuidado. De nada vale empezar respetando la distancia y el protocolo y después de dos o tres copas olvidarse de la pandemia y acabar subiendo fotos abrazados y sin mascarilla.
Otros, sin embargo, piensan que para evitar esto lo mejor es cancelar todos los actos tanto oficiales como no oficiales”, señala Carlos Blasco.


En Lo que diga mi mujer opinan prácticamente lo mismo. “Hay que tener responsabilidad, tenemos que tener claro que no son fiestas y que nos jugamos mucho”, asevera Ascen Gutiérrez.
Finalmente, en L´Ajau están convencidos de que Cortes tiene que estar a la altura de las cuircunstancias. “Creo que es cosa de todos, tanto de jóvenes como mayores, ser responsables y cumplir con la ordenanza municipal de las No Fiestas. Queremos pedir a la gente que tenga conciencia cívica durante las No Fiestas y no dar pie a que pase lo mismo que en otros pueblos. Estoy seguro de que así se hará y volveremos a disfrútalas el año que viene porque la esperanza es lo último que se pierde”, concluye Juan Carlos García.