Idoia Uriel Gil, en el centro de la fotografía en primer plano

La Asociación Banda de Música de Cortes tiene recogidos los instrumentos hasta que desaparezca la pandemia, pero sus 35 componentes tienen la mirada puesta en las fiestas de 2021 porque confían en que, para entonces, haya una vacuna que combata eficazmente a la Covid 19. Idoia Uriel Gil es una de las componentes de este colectivo que forma parte esencial de la cultura de Cortes.
¿Qué supone para la formación la suspensión de las fiestas?
Este año está siendo duro para nosotros, ya que a todo músico le gusta el contacto directo con el público. La mayor parte de nuestras actuaciones del año tienen lugar durante las fiestas por lo que va a ser muy triste no disfrutar de estos momentos este año.
¿Cómo se está viviendo la pandemia en el organigrama del grupo?
Cuando todo empezó, la banda se paró por completo pero la escuela de música que gestionamos, siguió funcionando de manera telemática pudiendo finalizar el curso dentro de la posible normalidad.
Este verano, hemos intentado retomar los ensayos pero finalmente por precaución se decidió esperar, actualmente nos estamos preparando individualmente para realizar conciertos de grupos reducidos cuando sea posible. Confiamos en que estos conciertos se puedan hacer lo antes posible.
¿Y usted a nivel personal?
Personalmente, me da mucha tristeza pensar en que no se puedan celebrar las fiestas ya que va a ser el primer año en los últimos 18 que no voy a poder disfrutar de estos días. Además la tristeza es doble ya que este año concluíamos la celebración del 75 aniversario de la banda.


Actividades en San Miguel
¿En qué actividades participan en una situación normal en las fiestas de San Miguel?
Son varias las actuaciones que tenemos durante los 9 días, estamos casi todas las tardes en las vacas en la plaza y hacemos el pasacalles desde la parada a la plaza con sus respectivos bailables. El día de San Miguel empezamos con la Diana y recogida de músicos, acompañamos a la corporación municipal de la plaza del ayuntamiento a la iglesia y por último la procesión. El día de niño también acompañamos a la corporación chiqui desde el ayuntamiento a la iglesia y al finalizar vamos a la residencia con los más mayores. Por último, para terminar las fiestas el pobre de mi.
¿Qué le pediría a los vecinos ante la suspensión de las fiestas?
Ante todo responsabilidad individual y prudencia. Este está siendo un año muy complicado para todos y debemos aprender de las consecuencias que han tenido nuestros pueblos vecinos en la celebración de sus no fiestas.


¿Confía en que se puedan celebrar en 2021?
Soy una persona muy optimista y confío en que se puedan celebrar.
¿Quiere añadir algo más?
Me gustaría recalcar que debemos ser responsables y quedarnos en casa, ya habrá tiempo para celebrar el año que viene. Y como siempre serán, las mejores de todas.
Viva San Miguel y Viva Cortes.