Corella puso punto y final a ocho intensos días de fiesta con el tradicional pobre de mí, que congregó cientos de corellanos y corellanas en la Plaza de España dispuestos a celebrar el inicio de la cuenta atrás hacia las fiestas de San Miguel de 2020.

Reportaje gráfico de Pedro Galán